Cartas de lectores
Sábado 01 de Julio de 2017

Servicios públicos

Vivo en Rosario, ciudad que se dice civilizada de un país que se dice civilizado.

Vivo en Rosario, ciudad que se dice civilizada de un país que se dice civilizado. Y sin embargo: 1) mi electricista me advierte que no encienda juntos dos elementos eléctricos (horno eléctrico y caloventor, por ejemplo, o cafetera eléctrica y plancha), porque me voy a quedar sin luz y si se quema "el cable de la calle" voy a estar a oscuras dos meses o más; 2) el gasista tiene que venir a auxiliarme cada vez que quiero un ambiente cálido y no el cierzo helado de la Antártida, porque si no viene y actúa profesionalmente, la casa se llena de olor a gas y de frío mortal; 3) hubo que sacar el calefón a gas del baño y poner un termotanque para tener agua caliente. Cosa que, no hay duda, es razonable y conveniente, pero de la que hubiera sido necesario que me comunicaran antes por medios que las compañías de servicios sabrán cuáles son y no porque de repente y sin decirme nada me cortaran el gas y "abur" hasta siempre. En otras palabras, en países y ciudades civilizados esto no pasa, entre otras cosas porque nunca, pero nunca, hay inconvenientes en los servicios públicos. Y si los hay, porque nada es perfecto en este mundo, las compañías avisan públicamente y en ciertos casos personalmente a cada abonado para evitar inconvenientes y cosas o casos peores. Acá tenemos que ponernos a averiguar a qué partido político pertenecen los señores y señoras del gobierno municipal, provincial, nacional y sideral a ver si tenemos a alguien conocido a quien recurrir para que nos preste atención. Después de lo cual tenemos que mendigar que nos den lo que hace rato estamos pagando con puntualidad como prueban las boletas que atesoramos de gas, luz, agua, etcétera, para probar que nos corresponde lo que pagamos. Que hasta ahora, nada de eso, pagamos pero nos dan mal, tarde, después de incontables inconvenientes y eso… si nos dan. Pagamos, eso sí. Logramos que nos den lo que pagamos, eso también pero después de incontables diligencias y petitorios. En buen romance eso se llama estafa. ¿Cómo se hace para vivir confortable, en una ciudad que se dice civilizada, de un país que se dice civilizado, cuando los servicios no funcionan puntualmente y perfectamente? ¿Qué hacen los empleados que tendrían que ocuparse del suministro de esos servicios además de tomar café, leer el diario, hablar de fútbol y en el caso de las señoras y señoritas, retocarse el maquillaje frente al espejo del baño? ¿Qué hacen? ¿Qué hacen los mandamases de esos servicios además de discutir los medios de mantenerse en el puestito que ostentan sin tener que tomarse demasiado trabajo? ¿Qué hacen los sostenedores de un partido político que prometió el oro y el moro y que no sabe o no puede cumplir con lo más elemental: dar sin inconvenientes ni dilaciones luz, agua, gas a los hogares de esta ciudad? ¿Qué hacen? Que alguien me lo explique, por favor. Muchas gracias.

Al Banco Provincial de Santa Fe

Hoy se cumplen 19 años de que el Banco Provincial de Santa Fe pasó a manos privadas y por ese entonces a todo lo privatizado se le ponía la palabra "nuevo", por lo tanto pasó a llamarse Nuevo Banco de Santa Fe SA. Algunos de los responsables de este proceso siguen apareciendo en los medios hablando, opinando, criticando las políticas pasadas, actuales, y nunca sin hacerse cargo de tamaño negocio. Algún día nos podrán explicar a los santafesinos ¿qué se hizo con el dinero de la venta, cuál fue el negocio de traspasar empleados del Banco a la administración pública provincial? ¿Por qué no se imitó el modelo del Banco Provincia de Buenos Aires? Más allá de lo económico, ningún político reflexionó hasta el día de hoy sobre la situación que tuvieron que pasar los "empleados" que no eran parte del mobiliario sino seres humanos, que pertenecían a la dotación del Banco por ese entonces (pases a la administración pública provincial, retiros voluntarios y los que siguieron trabajando que, en algunos casos, fueron rotulados por vagos e inservibles) que sufrieron y sufren hasta el día de hoy la consecuencias: graves problemas de salud, en algunos casos económicos y lamentablemente lo más doloroso es la gran cantidad de fallecidos que sin duda fue a causa de estas desgraciadas vivencias. Mi reconocimiento a los empleados que ingresaron con el Banco privatizado porque todos juntos hacemos que siga siendo el gran Banco de todos los santafesinos. Yo sigo en el Banco, me quedan unos cuantos años para jubilarme, de la "guardia vieja" cada vez somos menos y a lo mejor lo veo provincial de nuevo. Un fuerte abrazo a todos los que hace mucho tiempo trabajamos en el Banco Provincial y a los que ya no están, mi grato y profundo recuerdo.

La boda de Messi todos los meses

Qué lindo sería que Lionel Messi se casara todos los meses pero en distintos barrios de la ciudad. Así, la señora intendenta mandaría pintar los cordones de las veredas, los semáforos, retiraría los trapitos, prohibiría el estacionamiento de autos viejos en las puertas de las casas de sus propietarios, mejoraría las luminarias, colocaría plantines con flores en las rotondas, habría muchos inspectores municipales. En esta ocasión le sugiero —si es que aún no se le ocurrió— que les entreguen a los visitantes extranjeros el diario de Yrigoyen para que no se enteren de lo que ocurre en la ciudad. Cosas vedere, Mónica, que no credere.

Para la historia de Rosario

Fecha inolvidable la de ayer para los rosarinos, un grande elige nuestra querida ciudad para celebrar su boda. Hace días que por estos pagos sólo se escuchan comentarios de ese gran hecho. La tele y la radio nos informaron paso a paso de cada nueva noticia referente al tema. Abrir La Capital y ver las fotos de los famosos junto a una niña rosarina que cumple su sueño de tener un recuerdo con su ídolo, es algo que nos alegra el corazón en medio de esta vida rutinaria. Por eso invité a todos los que se quieran sumarse, que en nuestra casa siguiendo el paso a paso por la tele, con la familia, con los amigos, con agua, con sidra o con champaña nos sumemos con un cálido brindis deseándoles al nuevo matrimonio Messi, lo mejor. Qué esta unión los acompañe hoy y siempre. Rosario está envuelta con la fragancia más linda, que es la fragancia del amor y la familia. Y a usted, flamante señora de Messi le pido que se encargue de cuidar y mimar a nuestro querido Lionel para que nos siga dando alegrías desde cualquier lugar del mundo.

Gracias Pami, delegación Rosario

Quiero agradecer a todo el cuerpo médicos, auditores y personal administrativo del Pami, delegación Rosario, por la excelente atención recibida. No es fácil transitar a esta altura de la vida sin gente buena que nos ayude a hacerla más llevadera. Gracias a Raquel García, Gastón, Héctor, Juan Pablo y Roberto.

Comentarios