Cartas de lectores
Domingo 13 de Agosto de 2017

Mejoras para la Calle Recreativa

Se viene la mejor época para disfrutar la Calle Recreativa y valen ciertas recomendaciones para que no se convierta en una carrera de obstáculos y desagradables imprevistos.

Se viene la mejor época para disfrutar la Calle Recreativa y valen ciertas recomendaciones para que no se convierta en una carrera de obstáculos y desagradables imprevistos. Como usuario desde hace varios años, me permito enumerar situaciones que ayudarían a una mejor convivencia. 1) El más básico, hay un sentido de circulación, como una ruta, así de simple, aunque parece increíble hay personas que no les llama la atención que todos vienen de frente. 2) Sin van varias personas, no se pongan en línea, imitando una manifestación de la CCC cortando una calle, lo más probable es que el primero no pueda conversar con el séptimo. 3) Si la suerte acompaña y se encuentran amigos de la infancia después de 20 años, lo ideal es buscar un lugar que no moleste y no quedarse en el medio de la calle mostrando si el bebé del cochecito se parece al abuelo. 4) Estamos próximos al Día del Niño, seguramente rollers, bicis, patines y triciclos son hermosos regalos y perfectos misiles incontrolables cuando el niño no sabe andar y los "papis" pretenden que aprendan justo en ese lugar. Ah, si el desafortunado niño es atropellado, la culpa la tiene el nene. 5) Si vas con una mascota, la correa no es una soga para saltar, llevarla cortita para que el pobre bicho no se cruce persiguiendo otra mascota. 6) ¿Sería mucho pedir que como en cualquier ruta los más lentos (que caminan) vayan a la derecha y los más rápidos (bicicletas) a la izquierda? 7) La calle es "recreativa", por lo tanto, aquellos que van en rollers y/o bicis perfectamente vestidos como si fueran a una olimpíada, respeten una velocidad lógica y no demuestren sus habilidades como eximios deportistas apenas urbanos. 8) Partidos políticos, se deben quedar sobre las veredas, ya bastante cansan durante el día para también soportarlos en ese lugar de esparcimiento. Como verán no es descabellado y sólo se precisa algo de empatía con la gente que nos rodea. Quizás es el reflejo de una sociedad mezquina e indiferente a la comunidad.

Amigos y patriotas gigantes

Eran dos personas cultas, cultivaban sobresalientes virtudes e impetraban la ayuda Divina. Sabían que los pilares de la Patria naciente debían ser "Libertad e Independencia", tras la bandera celeste y blanca. Manuel Belgrano luchó en Buenos Aires (1806-1807), en el Litoral, (1810); en la defensa de Rosario, donde creó la bandera, el 27 de febrero de 1812, la hizo bendecir, enarbolar y jurar al pueblo y ejército, al grito de ¡Viva la Patria! San Martín en San Lorenzo, (1813) inició la Independencia de tres países, Argentina, Chile y Perú. Ambos fundaron escuelas, pueblos, periódicos, libertaron y concedieron derechos a los nativos (Reglamentos - 1810), también donaron sus sueldos. Luego de un abrazo histórico, Belgrano y San Martín en Yatasto (Salta - 1814), pergeñaron un Plan Continental. San Martín se presentó a Belgrano poniéndose a sus órdenes; éste lo recibió como el sucesor. Belgrano, a sus órdenes, recibió lecciones de tácticas y disciplina, en mutua admiración. Intercambiaban correspondencia a instancias de José Mila de la Roca, amigo de ambos y secretario de Belgrano en la Expedición al Paraguay. Belgrano aconsejó a San Martín, quien "reimpuso disciplina y salarios dignos en un ejército desmoralizado y mal pago". También le recomendó "tener muy en cuenta la religiosidad popular, para no darles la razón a algunos realistas, que los acusaban de herejes". "No deje de implorar a Nuestra Señora de las Mercedes, nombrándola "Nuestra Generala", no olvide los escapularios a la tropa, e insistir con las virtudes humanistas y cristianas, que superan las fuerzas de las armas". Belgrano le entregó la bandera que había creado en Rosario, la cual fue recibida con honores por San Martín, y esos colores acompañaron al general en el Cruce de Los Andes en pos de la liberación de media América". San Martín instó a Tomás Godoy Cruz, diputado por Mendoza en Tucumán (1816), que "firmen la Declaración de la Independencia, "de nada vale tener escudo, escarapela, himno nacional y acuñar monedas, si no logramos la independencia, para concretar con Belgrano nuestro Plan Continental y que no nos traten de insurgentes". Belgrano pidió a los congresales, acelerar la Declaración de la Independencia y "lloró de dolor por la Patria". En 1819, Belgrano en el sur de Santa Fe, custodió a la esposa de San Martín, Remedios y a su hijita Merceditas, desde Cruz Alta, San José de la Esquina, Candelaria y Rosario, para que llegaran seguras a Buenos Aires. Belgrano murió (1820) convencido de que San Martín "era el genio tutelar de la América del Sur" hasta sus últimos días. San Martín (1850) honró la memoria de su ilustre amigo como "una de las glorias más puras del nuevo mundo" y como lo había manifestado a Godoy Cruz: "me decido por Belgrano; créame usted que es lo mejor que tenemos en la América del Sur". Tenemos ejemplos y la obligación es no olvidar a estos "amigos y patriotas gigantes que dieron todo por la Patria a cambio de nada".

Luchemos por un futuro mejor

Hoy elegimos nuevamente nuestro destino y el de nuestros seres queridos. Quiero expresarme sin banderías políticas pero con amor a la patria. No quiero ver más niños hambrientos, gente revolviendo contenedores buscando comida o ropa, o algo para satisfacer el hambre. No quiero que haya hambre, no quiero que haya drogas, muertes, asaltos, entraderas, bunkers. Quiero volver a ver las plazas que disfruté en mi niñez, el policía en quien confiábamos, los vecinos que nos vigilaban, los abuelos que nos acompañaban. Quiero ver a mi patria que no sangre más, quiero ver un pueblo unido, sin grietas. Quiero que los jóvenes conozcan la dignidad del trabajo que conocieron sus abuelos y que de a poco por ese maldito oportunismo político conocieron los subsidios y ese oportunismo les hizo desconocer el amor al trabajo que conocimos con nuestros abuelos inmigrantes. Quiero volver a ver la familia unida. ¡No más punteros políticos, pero sí maestros bien pagos. No más política en las escuelas y sí voluntad para ampliar conocimientos, porque esa voluntad y amor que inculquen los docentes será en beneficio de nuestros futuros hombres de la esta hermosa y querida patria. Por esto y mucho más quería pedir desde mis años vividos que antes de entrar a poner nuestro voto, pensemos qué país queremos para nuestros hijos y nietos, y que no olvidemos que la política sin principios, la riqueza sin trabajo, los negocios sin moral son los que destruyen al ser humano . Por lo tanto, sepamos elegir y que nuestros colores patrios nos iluminen.

Pongan la tapa del sumidero

Antes que lamentar vidas y/o accidentes, en calle Gaboto esquina Italia, en la misma parada de colectivos, se ha roto la tapa del sumidero (boca de tormenta). Llamé a Aguas Santafesinas y me informaron que la colocación corresponde hacerla a la Municipalidad de Rosario. Urgente la colocación de la tapa.

Los textos destinados para Cartas de los Lectores no deben exceder las 200 palabras. Tienen que consignar nombre y apellido del autor, número de documento de identidad, domicilio, número de teléfono y deben estar firmadas, sin excepción. La Capital se reserva el derecho a resumirlas y corregirlas. Enviarlas o traerlas personalmente a Sarmiento 763. Por correo electrónico a cartaslectores@lacapital.com.ar o a través de www.lacapital.com.ar.

Comentarios