Cartas de lectores
Jueves 04 de Mayo de 2017

Lucha de clases

Hoy temprano nos enteramos de la suerte corrida por un compatriota, un joven profesor de historia, que regresaba a su casa, sorprendido por tres "motochorros" quienes lo asesinaron al resistir el atraco. Lo sucedido a este joven profesor, que además estaba cursando la licenciatura de historia en la Universidad de La Matanza, es todo un símbolo de lo que podríamos llamar la verdadera "lucha de clases" en la República Argentina de hoy; de cuál es la verdadera contradicción fundamental, hoy, en la sociedad decadente que nos toca vivir, que no es, como todavía algunos gustan decir entre obreros y burgueses, o entre ricos y pobres, sino entre delincuentes y personas honestas; entre trabajadores y vagos; entre cumplidores de la ley y violadores de la ley; entre partidarios de la vida, del trabajo, la amistad, y estos personeros de la muerte y la usurpación; entre los que aún apuestan al amor y estas lacras asesinas, sedientas de sangre. En relación a lo mencionado, también se informó que en las autopistas de Buenos Aires ocurren 300 atentados por día contra automovilistas que diariamente deben transitar por las mismas. Atentados efectuados con piedras, palos, o con neumáticos, y con el propósito de que el conductor deba detener su marcha y así asaltarlo, e incluso asesinarlo si se resiste. Como podrá verse, estos "piqueteros del delito", parecen actuar con total impunidad al no haber una vigilancia policial efectiva que los reprima debidamente y de esta manera desalentar estas prácticas delictivas.

Raúl Ermoli

Comentarios