Cartas de lectores
Viernes 25 de Agosto de 2017

Liberan al dueño del locutorio detenido por los atentados en Barcelona

Salh El Karib no tendría vínculos con la célula yihadista, aunque la Justicia le impuso la prohibición de mudarse y de salir del país

Dos de los detenidos por los atentados de la semana pasada en España están en libertad provisional: el juez decidió ayer liberar a Salh El Karib, dueño de un local donde los terroristas compraron billetes de avión, al considerar que no hay indicios suficientes para mandarlo a prisión. La policía detuvo en total a cuatro personas por su presunta relación con los ataques perpetrados en Barcelona y en Cambrils. El martes, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, instructor del caso, ordenó prisión provisional sin fianza para dos de ellos, Driss Oukabir y Mohamed Houli Chemlal, y puso en libertad a un tercero, Mohamed Aalla. El magistrado ordenó entonces mantener detenido al cuarto arrestado, de 34 años y dueño de un locutorio, hasta tener el resultado de las pesquisas. Ayer este sospechoso fue liberado.

Tras descartar que El Karib tuviera "relación alguna" con los miembros de la célula yihadista investigada, más allá de una relación profesional por el local que regenteaba, ayer decidió decretar libertad provisional para el detenido. El juez le impuso como medidas cautelares la obligación de comparecer todos los lunes ante el juzgado, fijación de domicilio, así como la prohibición de salir del país, por lo que deberá entregar el pasaporte. El Karib fue arrestado poco después del atropello masivo de Barcelona, que dejó 13 muertos y más de 100 heridos, al constatar los investigadores que con su tarjeta de crédito se compraron dos billetes de avión para uno de los principales sospechosos, hoy en prisión, y para el imán considerado "cerebro" de la célula yihadista. Pero las pesquisas demostraron que el detenido utilizó su propia tarjeta porque los presuntos terroristas, que acudieron a su locutorio para comprar los vuelos, llevaron el dinero en efectivo.

El magistrado señaló ayer en su auto que la explicación ofrecida por el detenido "es plenamente congruente y coincide con los datos ofrecidos en otras diligencias practicadas" ya que su negocio ofrece, entre otros servicios, la venta de billetes de avión.

Fue identificado otro cuerpo

Además, la policía confirmó ayer la identificación del último de los miembros de la célula yihadista a la que se atribuyen los atentados, quien murió un día antes, el 16 de agosto, en una explosión que tuvo lugar en la vivienda donde preparaban los ataques. Se trata de Youssef Aalla. Tenía dos hermanos en la célula yihadista: Said, de 18 años, abatido por la policía en Cambrils, y Mohammed, de 27 años, interrogado el martes por un juez en Madrid, que decidió dejarlo en libertad bajo control judicial.

El otro fallecido en la explosión de la casa de la localidad catalana de Alcanar que funcionaba como centro de operaciones de la célula es un imán, Abdelbaki Es Satty, considerado "cerebro" del grupo. Había sido condenado a cuatro años y un mes de prisión por tráfico de drogas. En 2010 fue sorprendido con más de 120 kilos de hachís. Según el diario El Mundo, su abogado impidió su expulsión de España en 2014. David Barrachina Gil es el abogado, que consiguió que el imán no fuera expulsado. "Nada hacía pensar que fuera integrista. No me llamó la atención por nada, era de lo más común. Tengo clientes musulmanes que van con la chilaba, él no. Nada hacía pensar que fuera ni muy religioso ni radical. Era muy sencillo, muy educado y correcto, hablaba bien español. A veces alguno puede darte mala espina, pero él en absoluto. De los clientes musulmanes que he tenido, era de lo más normal: joven, vestía en vaqueros y camiseta, muy educado, agradecido", dijo el abogado.A principios de 2016, el imán llegó a Bélgica. Las autoridades de este país enviaron a España una petición de información sobre el hombre al que la policía de Cataluña, los Mossos d'Esquadra, respondió de forma negativa. El Ministerio de Interior había dicho que no conocía esta petición. Este hecho levantó la polémica y puso de relieve la necesidad de coordinación entre los distintos cuerpos de seguridad españoles.

El Estado Islámico y el Papa en la mira

El Estado Islámico (EI o Isis) dio a conocer un video, grabado en Marawi, Filipinas, en el que amenaza al Papa Francisco, se destruyen estatuas de Cristo y una foto con la cara de Bergoglio. En las imágenes difundidas por Al-Hayat Media Center, una de las redes oficiales del Isis, los extremistas islámicos se exhiben rompiendo la iconografía religiosa y el afiche de Francisco, mientras una voz dice "llegaremos a Roma". "Recuerden esto, descreídos, estaremos en Roma", expresa en inglés uno de los yijadistas, que se identifica como Abu Jindal. Marawi fue centro de violentos combates entre el Isis y el ejército filipino. Filipinas tiene una larga tradición de extremismo islámico que se remonta a inicios del siglo XX.

Comentarios