Cartas de lectores
Domingo 03 de Septiembre de 2017

La ciudad de Rosario que no fue

Me fui de Rosario en el año 1949, con 16 años recién cumplidos. Regresé muchas veces por poco tiempo a ver a mi familia, especialmente a mi madre, lo hice definitivamente en el año 1978, casado y con tres hijos con 45 años. Al irme, Rosario era la segunda ciudad del país, tenía industrias de importancia como Acindar, Cura Hermanos, tres astilleros, uno en Saladillo y otro en Avellaneda y el río. En otro, al lado, se fabricaban las barcazas para los empujes que con nuestra bandera navegaban por el río Paraná. Estaba programada la terminal del ferrocarril en la estación Rosario Oeste, para eso se dispuso un zona de expropiación desde Lima, Godoy, y creo que hasta 9 de Julio (aún esta vigente), especialmente la zona donde se encuentra Villa Banana (que era baldío y pertenecía al ferrocarril. Una ordenanza determinaba que las edificaciones nuevas sobre Pellegrini, desde Avellaneda a San Martín se correrán cuatro metros para una avenida mas ancha. Se programaban tres líneas de subtes, por San Martín, Mendoza y avenida Alberdi. El puerto trabajaba a pleno, las embarcaciones tenían que amarrar de a tres por falta de espacio; y muchas cosas más que mi memoria olvidó. Dejo para los lectores la conclusión y la inquietud de qué le pasó a nuestra ciudad.

Ricardo E. Martínez

Comentarios