Cartas de lectores
Viernes 03 de Febrero de 2017

Favaloro, dignidad y genio de un gran hombre

"Debe entenderse que todos somos educadores. Cada acto de nuestra vida cotidiana tiene implicancias, a veces significativas. Procuremos entonces enseñar con el ejemplo", expresó una vez el doctor René Favaloro. Faltan poco tiempo para que se cumplan 17 años de la muerte de una eminencia de la medicina, un referente de la Argentina, un hombre sinónimo de honestidad, valores y principios. Aquel 29 de julio del 2000 Favaloro se quitaba la vida, vaya a saber Dios bajo qué presiones y con cuántos motivos. Sé que es tarde, pero no quiero dejar pasar la oportunidad nuevamente. Por eso quiero agradecer al doctor por luchar incesantemente, por salvar el honor de la palabra, por volver a su país, y por no perder sus raíces. A veces los ídolos no juegan al fútbol en Europa, tampoco actúan en Estados Unidos, ni cantan en Inglaterra. A veces los ídolos "sólo" se dedican a salvar vidas, a luchar y a morir por el país que lo vio crecer. Tenemos con usted doctor una deuda: lograr que nuestra Argentina recuerde y venere a todos los grandes hombres y mujeres que forjaron con trabajo, principios, valores, entrega y mucho sacrificio nuestra historia. Solamente un "gran corazón" puede tener convicciones tan firmes. A ese hombre que hizo de este mundo un lugar mejor, vaya mi recuerdo. "A mí me ha derrotado esta sociedad corrupta que todo lo controla", dijo Favaloro.

Fabricio Dante Neirotti

​DNI 36.044.149​

neirottifabricio@gmail.com

Comentarios