Cartas de lectores
Miércoles 08 de Febrero de 2017

El negocio de las bicicletas

Hace unos días en inmediaciones del Paseo del Siglo, comentando con un amigo que es muy mal pensado sobre el tema de estacionamiento de bicicletas comunitarias (que casi nadie usa), vimos que cerca de las 9.50 se retiraban en un vehículo tipo trafic ocho bicicletas que nadie usaba (y todo está perfectamente filmado por las cámaras de seguridad del municipio). El me dijo: "Este es un negocio que tiene la Municipalidad con algún privado". Yo que soy muy inocente tomé sus palabras, pero no dejé de pensar cuánto nos cuesta la logística de ubicar a lo mejor cien bicicletas en distintos lugares, que casi nadie usa, a nuestros bolsillos y luego retirarlas. Algo similar observo cuando se cortan calles para paseos recreativos, donde hay que pagarles a inspectores municipales, poner vallados y luego retirarlos, pagarles adicionales o francos compensatorios a esas personas para que algunas personas paseen a sus perritos, puedan patinar o andar en bicicleta, cuando hay muchísimos lugares donde pueden hacer estas prácticas recreativas sin interferir el movimiento vehicular por algunas horas, y además no tengan un cargo adicional a nuestros bolsillos en la tasa general de inmuebles (TGI) tal vez por un simple capricho, o negocio de algunas personas.

Julio Gómez

Comentarios