Cartas de lectores
Lunes 16 de Enero de 2017

Desconocimiento de nuestra historia

Decano de la prensa argentina

El viernes 6 de enero escuché por Radio Universidad una entrevista a la responsable del Programa de Protección y Rehabilitación del Patrimonio de la Municipalidad, María de los Santos. El tema central era el abrazo al Petit Hotel que la Bolsa de Comercio quiere demoler para hacer un negocio inmobiliario, y que los concejales aprobaron en un segundo. Por mensaje pedí que le preguntaran por la Casa Rosa de Tablada y respondió con algunas inexactitudes. Dijo que no solamente se trataba de rescatar los ladrillos sino la historia del patrimonio y que eso tenía un costo muy alto. ¡No! Los vecinos no pretendemos que se lo transforme en monumento ni museo. Solamente pedimos que se lo mantenga en el estado en que los primeros habitantes de Rosario vivían. Un reflejo de aquella realidad. Dijo que existía el problema de que la construcción estaba en la traza de una calle. ¡No! Evidentemente hace muchos años que no va a visitar la casa. La traza de la calle Convención se modificó al pavimentarla haciendo un pequeño desvío. Le recuerdo que varias calles desviaron su traza para no afectar a un árbol. ¿Cómo puede afectar el desvío de unos cinco metros para respetar un lugar histórico? Dijo que se desconocen sus dueños. ¡No! Hay tres generaciones vivas a las que les pertenece esa casa. Incluso perteneció a la misma familia desde su construcción en 1870. ¿Lo duda? Hable con los vecinos a los que nunca se escuchó. No dijo que a pocos metros del lugar estaba emplazada la Posta del Pago de los Arroyos, sitio fundacional de Rosario. Que a pocos metros del lugar está la pendiente ferroviaria de mayor ángulo del país. Que a pocos metros está el Parque Italia y hay un compromiso de parquizar toda la barranca hasta Saladillo, promesa que algún día habrá que cumplir y por lo cual la Casa Rosa estará a la vista del Acceso Sur. Que a pocos metros está el Club Atlético Biblioteca Popular Porvenir, con 75 años de existencia. Que a pocos metros está la Biblioteca Popular Pocho Lepratti y la Radio Comunitaria La Hormiga. Que a pocos metros está el estadio Gabino Sosa. Que a pocos metros está el complejo cultural más importante de Latinoamérica: La Biblioteca Constancio C. Vigil. Y fundamentalmente, no dijo que recuperar la Casa Rosa es devolverle la dignidad a un barrio que fue duramente discriminado y estigmatizado.

Claudio E. Gershanik

DNI 10.866.756


Comentarios