Política
Lunes 14 de Noviembre de 2016

Carrió salió a marcarle la cancha al presidente

La diputada, que hoy se reunirá con Macri, dijo: "Debe definir si profundizamos el cambio en el país o vamos a cambiar de mafia"

La diputada nacional Elisa Carrió (CC-ARI), quien tiene previsto reunirse hoy con el presidente Mauricio Macri, le envió una advertencia al primer mandatario: "Debe definir si vamos a profundizar el cambio en la Argentina o vamos a cambiar de mafia".

En ese marco, Carrió volvió a criticar al vicepresidente del Colegio de Abogados porteño y presidente de Boca, Daniel Angelici, a quien llamó "delincuente", y a la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, a quien definió como una "enemiga personal".

Carrió reapareció la noche del sábado pasado en televisión luego del reposo obligado que mantuvo tras ser sometida a una angioplastia y advirtió que mantenía intactas sus convicciones. "A mí no me cambia nadie, ni Cambiemos", subrayó.

"Al gobierno (de Macri) lo amo, porque hicimos un esfuerzo extraordinario, pero estamos a la mitad" de camino, afirmó. Y destacó que busca ayudar en la gestión.

Sin embargo, Lilita alertó: "Ahora el presidente tiene que optar, porque fue legitimado por el pueblo, si vamos a profundizar el cambio en la Argentina, amar a la Justicia y vamos a devolver el dinero (supuestamente malversado en gestiones anteriores) o vamos a cambiar de mafia".

"No voy a cambiar una mafia por otra, sea radical o peronista, porque el delito no tiene ideología. Primero, porque eso es una traición al electorado. Segundo, porque hay que respetar la Constitución y, tercero, porque tenemos la oportunidad única de salir a la República", resaltó ayer por Twitter para ratificar su posición.

Carrió indicó que esa, entre otras cuestiones, las hablará con el presidente en persona y confirmó: "Con Mauricio nos juntamos el lunes (por hoy)".

Asimismo, la diputada cuestionó la "futbolización" de la escena nacional porque, dijo, "ha llenado a la política de mafia".

En ese sentido, renovó sus críticas hacia la figura de Angelici, a quien calificó como "delincuente", y reclamó que "los barras bravas no manejen la República".

"Esa es una resolución que tiene que tomar Mauricio (por el presidente)", añadió, para luego apuntar que Macri "tiene que decidir si quiere hacer un cambio en serio, si lo quiere profundizar o si, en realidad, quiere cambiar una mafia por otra".

Fue entonces cuando la legisladora hizo hincapié: "Nunca voy a cambiar una mafia por otra porque eso sería mentirle al electorado".

Asimismo, enfatizó que acompañará a Macri "si va por la reelección", aunque respecto de la continuidad de Cambiemos en 2019 insistió: "A mí no me usa nadie".

Por otra parte, señaló que Gils Carbó era una "fanática, porque su hija amedrentaba en la Cámara Civil", por lo cual la impugnó en el Senado nacional cuando se la propuso para el cargo. Y advirtió que "se la saca (del cargo) como se la tiene que sacar, con juicio político y que vaya presa por sus delitos".

"No vaya a ser que deambule por todos lados como (el jubilado juez federal Norberto) Oyarbide, como si fuera un héroe de la República", añadió Carrió, para luego señalar que "se puede cambiar el mecanismo de remoción de Gils Carbó porque no aparece en la Constitución" la forma de separar fiscales sin juicio político.

Comentarios