Edición Impresa
Sábado 31 de Octubre de 2009

Carreras que avanzan y miran las necesidades de la región

Una de las caras menos destacadas de Rosario tiene que ver con su inserción social como oferta académica de títulos universitarios. Carreras tradicionales como medicina o abogacía conviven con otras surgidas en los últimos años al amparo de las nuevas demandas de la ciudad y la región.

Una de las caras menos destacadas de Rosario tiene que ver con su inserción social como oferta académica de títulos universitarios. Carreras tradicionales como medicina o abogacía conviven con otras surgidas en los últimos años al amparo de las nuevas demandas de la ciudad y la región. Autoridades de instituciones públicas y privadas destacan a la ciudad como polo educativo regional, y la fuerte vinculación entre las carreras que se pueden cursar en estas instituciones con las necesidades de la zona.

Por peso y por historia, la Universidad Nacional de Rosario (UNR) sobresale por su amplio abanico de carreras de grado —además de postítulos, tecnicaturas y posgrados— que brinda en sus doce facultades. Alberga a más de 72 mil estudiantes y tiene un ingreso promedio de 13 mil jóvenes por año, la mitad de los cuales es oriundo de localidades cercanas. Las facultades que registran más ingresantes son la denominadas tradicionales: Económicas (2.400 nuevos alumnos) y Medicina (1.700), seguidas por Humanidades y Derecho (1500 cada una).

"Hay un criterio general establecido en el estatuto y en las ordenanzas que regulan la creación de carreras y planes de estudio, que indica que tienen necesariamente que ver con la pertinencia y la relevancia social", expresa Enrique Barés a La Capital, secretario académico de la UNR. El funcionario destaca el éxito de los procesos de evaluación y acreditación de las carreras de la institución, que dan cuenta también "del grado de inserción y respuesta a las necesidades regionales que tiene la UNR con sus actividades de docencia, investigación y extensión".

La otra Universidad pública de Rosario es la sede regional de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). La facultad ofrece ingenierías en sistemas, mecánica, civil, eléctrica y en química. Precisamente esta última es la única de su tipo que se ofrece en el sur provincial. Así lo señala el vicedecano de la UTN Rosario, José Luis Albano, quien se encarga de remarcar el grado de inserción laboral de los alumnos de la Tecnológica, sobre todo teniendo en cuenta el peso de la producción industrial de la región.

Universidades privadas

La pertinencia social de la oferta de carreras también es una marca distintivas de las universidades privadas. Eso es lo que entiende Juan Manuel Cozzi, coadministrador del Centro Regional Rosario de la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU). "Abrimos carreras que por lo general no se dictan en sede central de Entre Ríos, en el marco de un proceso de regionalización que está viviendo la Universidad, pero también apuntamos a satisfacer una demanda de carreras que no sean las tradicionales", describe. Entre ellas destaca las licenciaturas en sociología y la de bromatología.

Luis Leguizamón, secretario académico de la Facultad de Ciencias Empresariales de la sede local de la Universidad Austral, comenta que si bien en esta institución se estudia la licenciatura en ciencias empresariales y la carrera de contador público, ambas se hacen poniéndole énfasis en materias analíticas que brindan "una visión generalista que prepara para desarrollarse en cualquier área de gestión empresarial".

Nutrición y fisiatría

Desde la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano (Ucel), la vicerrectora Stella Requena comenta que la prima donna de la institución en respuesta a la demanda de la región es la ingeniería en tecnología de los alimentos, un título "que la misión institucional consideró que hacía falta abrir". En la Ucel estudian cerca de 2.800 alumnos, y la carrera con más ingresantes es la de nutrición. Su par del Instituto Universitario Italiano de Rosario (Iunir), Enrique Coscarelli, destaca por su parte la pertinencia social de la carrera de enfermería que se dicta allí, sobre todo porque "responde a un déficit nacional de personal de enfermería".

Por su parte, Javier Alvarez (vicerrector de gestión académica del Instituto Universitario del Gran Rosario), remarca que las licenciaturas de esta institución —kinesiología y fisiatría; terapia ocupacional; y ortesis y prótesis— "responden a un área de vacancia en la región". "Hay un desarrollo muy acotado en las ciencias de la rehabilitación y el movimiento, y en todas ellas hacemos docencia, investigación y extensión", concluye.

Comentarios