la_region
Miércoles 26 de Octubre de 2016

Carpa contra los despidos en la educación privada

Sadop busca que el Senado apruebe un proyecto para poner fin a las cesantías arbitrarias, que tiene media sanción en Diputados.

Con una carpa frente a la Legislatura provincial, los docentes de la educación privada reclaman que se ponga fin a los despidos arbitrarios en el sector. El proyecto de ley que impulsa una quita en los subsidios a las escuelas que echen educadores "porque sí" ya cuenta con media sanción de Diputados. Ahora falta que los senadores lo traten y aprueben. Hoy, a las 19, las seccionales del Sadop Rosario y Santa Fe se reúnen con la comisión de Legislación del Trabajo del Senado. En lo que va del año ya se registraron unos 40 despidos "sin causa" y se destinaron más 4 millones de pesos a pagar esas indemnizaciones.

"La estabilidad laboral es un derecho, no un privilegio. Ley contra los despidos arbitrarios ya", dice el extenso cartel que la semana pasada colgó el Sadop en el ingreso de la Legislatura. También desde ese momento se decidió instalar una carpa de protesta durante los días que sesionen los senadores. "Mañana (por hoy) estaremos nuevamente en el ingreso a la Legislatura", confirma a LaCapital, el dirigente de la seccional Rosario del gremio de los privados, Martín Lucero. A las 19 tienen pautada una reunión con los legisladores de la Cámara alta que integran la comisión de Legislación del Trabajo, mientras siguen las conversaciones en la búsqueda de consensos.

La iniciativa de la norma promueve una sanción con la quita del subsidio del cargo a los colegios que echen docentes sin dar motivos. Muchas de las instituciones que caen en estas prácticas reciben subsidios del Estado para pagar los sueldos, y además cobran cuotas a las familias. Los fondos de esta última recaudación son usados para pagar cuantiosas indemnizaciones. La pregunta del Sadop es por qué sostener con recursos públicos a los colegios que disponen de dinero propio para echar al personal a su antojo.

Cuarenta despidos. En lo que va del año ya se han dado unos 40 despidos en la educación privada provincial, en los diferentes niveles de enseñanza, y destinado más de 4 millones de pesos al pago de estas indemnizaciones, con el dinero que sale de las cuotas que pagan las familias.

De acuerdo con un relevamiento del Sadop, entre los principales motivos de estas desvinculaciones laborales figuran las de "reorganización de personal", aunque en la realidad sea dejar el lugar para "acomodar a los docentes amigos".

Los motivos gremiales son otra constante: por ejemplo, de quienes se suman a una medida de fuerza gremial o hasta reclaman pagos de diferencias salariales, aguinaldos y vacaciones adeudadas.

También cuentan en las razones de las patronales, las ideológicas y de orientación sexual; además de las propias de género: las maestras mamás son las que no la pasan nada bien ya que se les suele achacar que "faltan mucho" por estar embarazadas o hacerse cargo de los hijos pequeños. Ninguna de estas situaciones son dichas con todas las letras, lo corriente es que quienes son echados de sus cargos reciban un telegrama que diga "sin causa".

El proyecto de ley para terminar con esta arbitrariedad es de Luis Rubeo. El diputado del PJ lo presentó por primera vez en 2012, en ese año logró la media sanción de Diputados, pero perdió estado parlamentario porque los senadores no lo trataron. A principio de este año, Rubeo ingresó otra vez la idea, que fue aprobada por sus pares legislativos, con la excepción de los diez representantes del PRO que se abstuvieron.

Los docentes de la educación privada santafesina ahora esperan que los senadores lo traten y lo aprueben. Para acompañar este pedido decidieron instalar una carpa en la puerta de la Legislatura provincial los días de sesión de los representantes de la Cámara alta, además de sumar adhesiones de destacados referentes de la vida política, cultural o de la educación con una foto de perfil y un cartel en grandes letras verdes que dice "¡Ley contra despidos arbitrarios Ya!".

Uno de los últimos en brindar públicamente su apoyo es el historiador, escritor y periodista Osvaldo Bayer, quien el lunes pasado visitó Santa Fe.

Comentarios