Edición Impresa
Sábado 25 de Abril de 2009

Carlos Cantero: en busca del consenso educativo

Durante los sucesivos gobiernos peronistas en la provincia el nombre de Carlos Cantero figuró siempre en la nómina de posibles candidatos para ocupar el cargo de ministro de Educación. De medidas palabras, responde con una sonrisa ante las que considera "versiones que corren cuando hay un nuevo gobierno".

Durante los sucesivos gobiernos peronistas en la provincia el nombre de Carlos Cantero figuró siempre en la nómina de posibles candidatos para ocupar el cargo de ministro de Educación. De medidas palabras, responde con una sonrisa ante las que considera "versiones que corren cuando hay un nuevo gobierno".

Fue el número dos de María Rosa Stanoevich durante los años en los que la docente condujo la cartera educativa santafesina entre 1995 y 1999, época conocida por ser la de plena aplicación de la ley federal. "En lo personal el paso por la gestión fue muy positivo, fueron cuatro años intensos y de mucho trabajo", recuerda.

La presente década lo tuvo durante seis años al frente de la Facultad de Humanidades de la Universidad Católica de Santa Fe. Allí dicta hoy una cátedra de planeamiento educativo. Además es supervisor del nivel superior de enseñanza privada en la zona centro-norte de la provincia.

Ante la consulta de si volvería a la gestión pública en el ámbito de la enseñanza, Cantero no aventura una respuesta tajante por el sí o la negativa: "En este momento no sé, no lo evalúo".

"Después de la función pública me dediqué a la investigación y la vida académica", apunta. Fruto de esta etapa es el libro "Equidad y educación. Problema de todos. El caso santafesino", su tesis doctoral que además fue base del proyecto de ley de educación provincial que la entonces ministra Adriana Cantero presentó en los tramos finales de su gestión, y del que participaron también los ex funcionarios Víctor Debloc y Ricardo Dupuy.

En el texto Cantero postulaba la necesidad de generar espacios de "amplios consensos", del que participen universidades, cooperadores, iglesias y legisladores. Una idea reflejada en la formación de un Consejo Consultivo de la Política Educativa del Estado Provincial que proponía la trunca ley provincial del obeidismo.

Comentarios