Rosario Central
Miércoles 26 de Octubre de 2016

Carloni dijo que "tocar las bolillas fue algo simbólico por ciertos privilegios que tiene Boca"

El vicepresidente de Central aseguró que el sorteo de ayer no había preferencia por un árbitro y dijo que la actitud de Cefaratti fue para dejar un mensaje, pero sin desconfiar del colegio arbitral.

El vicepresidente de Rosario Central, Ricardo Carloni, justificó la actitud de su par de comisión directiva Luciano Cefaratti -quien ayer pidió tocar las bolillas en la previa del sorteo del árbitro para Copa Argentina y abrió la polémica- al aclarar que no fue para manifestar desconfianza hacia el colegio de árbitros ni por tener preferencia por Darío Herrera o Patricio Loustau.
"No preferíamos ni a uno ni a otro, nosotros no ponemos nombres", explicó Carloni con respecto a la designación de árbitros, aunque admitió que habían sugerido que en el sorteo ingresen los dos mejores rankeados, en este caso Herrera y Loustau porque cree que "son los que están en mejores condiciones para dirigir un partido con tanta trascendencia y riesgo".
Embed
"No es casualidad que los últimos árbitros fueron suspendidos por cometer errores que favorecieron a Boca".

El escándalo mediático comenzó cuando un video mostró al vicepresidente de Central Luciano Cefaratti pidiendo tocar las bolillas en la previa del sorteo, a lo que Carloni explicó en Última Jugada: "Fue un gesto simbólico por ciertos privilegios que tiene Boca, lo pedimos de manera respetuosa y en ningún momento hablamos de una desconfianza al colegio arbitral pero sí de dejar un mensaje para que se hable de lo que se dice por abajo".
Es que según Carloni "no es casualidad que los últimos árbitros fueron suspendidos por cometer errores que favorecieron a Boca" y dijo que lo de Cefaratti "es un hecho que nos puede llevar a reflexionar y pensar el fútbol que queremos".
Por otro lado, Carloni también fue consultado respecto al clásico y al respcto dijo que la derrota "caló hondo pero los jugadores están con ganas de recuperarse rápido y en diez días tenemos una final con Boca, es un partido muy importante por la meta que nos hemos puesto".
Además el directivo Canalla aseguró por LT3 que están "para poner la cara y recibir cachetazos" en esta dura situación deportiva. "Es el primer torneo en dos años que hemos iniciado impensadamente de forma irregular, pero tenemos un gran plantel y cuerpo técnico, vamos a hacer todos los esfuerzos necesario para tratar de torcer el rumbo", deslizó Carloni.
"Seguramente habremos cometido errores y hacemos autocrítica puertas adentro, pero en la balanza entre el debe y el haber se han hecho muchas más cosas positivas", opinó Carloni y agregó: "Creemos en un modelo de club y yo quiero a este Central".
Por último se refirió al hecho delictivo que sufrió en su domicilio mientras se jugaba el clásico y manifestó: "Descarto que sea de la interna de Central, me contaron que hay una punta en la investigación y hay que esperar los resultados de la pericia, ojalá se esclarezca en los próximos días para tranquilidad de todos".

Comentarios