la_region
Martes 30 de Agosto de 2016

Caratulan como "muerte dudosa" al caso Gómez

La Justicia reconoció el cuerpo de la menor hallada el domingo en la laguna Setúbal. Ahora estudian las causas que ocasionaron su deceso

El fiscal especial de Homicidios de la ciudad de Santa Fe, Jorge Nessier, confirmó ayer en conferencia de prensa que los padres de Melisa Anahí Gómez reconocieron que el cadáver encontrado el mediodía del domingo en la laguna Setúbal es el de la menor desaparecida el 16 de agosto pasado. No obstante, el funcionario judicial consignó que se ordenó la realización de un estudio de ADN para confirmar que el cuerpo encontrado en el agua es el que era buscado desde el pasado martes 16 y se mostró cauteloso a la hora de definir las circunstancias en las que se produjo la muerte. "No tenemos una hipótesis contundente, ni tenemos elementos para demostrar que fue un homicidio. Estamos trabajando sobre diversas hipótesis", afirmó Nessier.

La autopsia preliminar no permitió establecer aún las causas del fallecimiento de la menor, por lo que se ordenó un análisis más exhaustivo del cuerpo. Las pruebas forenses se realizarán en de Buenos Aires y demandarán "un tiempo", consignaron fuentes judiciales.

"El informe preliminar no es definitorio. Esperaremos los informes complementarios. En principio, no hay traumatismos graves en el cuerpo", dijo ayer al respecto el fiscal Nessier. Además precisó que "los padres reconocieron el cuerpo (de Melisa Gómez) por determinadas características físicas y por la ropa que llevaba puesta. Sin embargo, esperaremos los informes finales y complementarios para confirmar oficialmente que se trata de la menor que era buscada", señaló Nessier.

Según indicó, el caso está considerado por el momento como "muerte dudosa". "Por esa razón —abundó—, la investigación buscará establecer si hubo intervención de terceros a través de una conducta delictiva. Si bien el informe preliminar de la autopsia indica que el cuerpo no tendría signos de violencia, esperaremos el resultado final", afirmó con cautela el funcionario.

Como informó ayer este diario, el cuerpo sin vida de Melisa Gómez, de 17 años, fue encontrado en aguas de la laguna Setúbal en inmediaciones del Yacht Club Santa Fe, en el distrito de Alto Verde, en una zona próxima a la cabecera este del Puente Colgante. Melisa era intensamente buscada desde el 12 de agosto, luego de que desapareciera sin dejar rastros de su hogar.

El cadáver de la adolescente, que cursaba el colegio secundario en el Instituto Almirante Brown de la capital provincial —donde ayer no se dictaron clases y se llevó a cabo una jornada de reflexión— fue avistado por ocasionales testigos que divisaron un cadáver flotando en el agua. Llevaba las mismas prendas con las que abandonó su hogar, lo que permitió el reconocimiento. Las pericias forenses determinaron en forma fehaciente que el cuerpo llevaba entre "siete y diez días" sumergido en el agua.

Comentarios