Información Gral
Martes 20 de Septiembre de 2016

Cansado de la lista de espera del médico, un ingeniero decidió operarse a sí mismo

El ciudadano británico llevaba 15 años sufriendo fuertes dolores por un trozo de nylon que los cirujanos olvidaron en su abdomen.

Graham Smith llevaba 15 años soportando fuertes dolores a diario hasta que dijo basta. El malestar se lo provocaba un trozo de nylon de 8 milímetros que los cirujanos olvidaron en su abdomen durante una intervención. Y cansado de tener que esperar a que le solucionaran el problema, decidió fabricarse sus propias herramientas quirúrgircas y operarse a sí mismo. Este ingeniero reconoce que su actuación ha sido un tanto temeraria pero asegura que ha tenido una buena recompensa: se la librado del dolor y por fin puede caminar derecho.

Hasta en dos ocasiones había sido cancelada la visita médica a Graham Smith, un ingeniero británico que llevaba 15 años sufriendo el dolor que le provocaba un trozo de nylon que los cirujanos habían olvidado dentro del cuerpo de Smith. Eso y las listas de espera motivaron que este ingeniero decidiera tomar la iniciativa y se operara a si mismo.

"Lo intenté por los canales habituales, pero tenía septicemia", relató el hombre a la BBC. "Tenía un pequeño trozo de nylon que sobresalía en mi abdomen. Era sólo de 8 milímetros pero tenía 12 nudos comprimidos. No podía limitarme a cortarlo porque entonces habría tenido problemas. Tuve que deshacer los nudos uno por uno y fabricarme las herramientas que me permitieran hacerlo", relata el ingeniero, que explica que un amigo dentista le facilitó el titanio para confeccionarse sus propias herramientas quirúrgicas.

A pesar de la temeridad, Smith asegura que no tomó la decisión a la "ligera" sino porque estaba desesperado. Y no se arrepiente de ello porque afirma que los insoportables dolores han acabado y además ahora puede caminar recto. El colegio oficial de cirujanos del Reino Unido ha rechazado la práctica llevada a cabo por Graham y ha recordado que existe un alto riesgo de que salgan mal además de riesgo de infección.

El hospital Aintree de Liverpool, que le había dado cita con el cirujano un día antes de la surrealista operación, está haciendo un seguimiento del paciente para darle consejos sobre los cuidados postoperatorios.

Comentarios