Ovación
Martes 22 de Noviembre de 2016

Canotaje: Un final rápido y dorado

La rosarina Martina Isequilla cosechó preseas de oro en el Sudamericano de velocidad en K1 (Sub 23), K2 y K4.

Aun se escuchan los ecos del Sudamericano de velocidad que se llevó a cabo días atrás en Nordelta, en Tigre y del que participaron atletas de Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Colombia y Uruguay. En dicha competencia, la rosarina Martina Isequilla cerró la temporada con una nutrida cosecha de medallas de oro ya que la palista del Club Náutico Sportivo Avellaneda se impuso en K1 (Sub 23); en K2 junto a Sabrina Ameghino, en 200 y 500 metros; y las dos junto a Brenda Rojas y Magdalena Garro obtuvieron la presea dorada en K4, en 200 metros.

"Lo importante es que pudimos recuperar la copa que el año pasado nos arrebató Brasil", dijo Isequilla para resaltar la importancia del torneo, antes de meterse de lleno en lo que fue la triple jornada vivida en Tigre. "La competencia prácticamente fue entre los botes argentinos ya que la diferencia con las embarcaciones extranjeras fue notoria. No hubo presión por parte de los otros países", analizó la rosarina quien destacó que "en casi todas las distancias que se corrieron, hubo una diferencia amplia entre los botes de Argentina y el resto. Por ejemplo, en K2 hubo una diferencia de cuatro o cinco segundos en los 500 metros y en 200 fue un poco menos pero igual siguió siendo mucha; en K1 500 la diferencia fue de casi de 8 segundos los que hubo entre la primera y la segunda".

"Fue una temporada dura, que empezó con un selectivo tras una pretemporada en altura en Tafi del Valle, Tucumán. Ahí se dividió el grupo entre las que estaban clasificadas a los Juegos Olímpicos de Río y las que quedábamos como reserva, que a partir de ahí nos empezamos a preparar para el Campeonato Panamericano, que tenía carácter de pre olímpico y se disputó en Atlanta. Era una posibilidad de pelear una plaza para los Juegos con el K1 500, pero no se dio. Aún así la experiencia fue muy buena", dijo la palista.

"Con el equipo de reserva, si bien no hubo mucha competencia, seguimos entrenando para llegar bien al Sudamericano (lo hicieron bajo la supervisión de Manuel Zamboni mientras el DT Damián Dossena viajó a Brasil con las olímpicas) y darle una mano a las chicas que habían ido a Río que estaban algo cansadas por la exigencia de los Juegos", continuó.

Refiriéndose a la competencia en sí, Isequilla contó que "mezclamos botes y tripulaciones y se registraron buenas velocidades. Entre los botes no hubo diferencias y compitieron a la par. De hecho con Sabrina (Ameghino) pudimos ganar en K2 500 y 200 contra un bote que ya estaba trabajado. Todo fue muy parejo y eso ayudó a que el nivel suba", resumió.

Si bien el año terminó con una amplia sonrisa, las mieles del éxito no hacen que los nuevos objetivos se pierdan de vista. "A largo plazo está Tokio 2020, pero antes asoma el Mundial Sub 23 en Bulgaria y el Senior en República Checa, también el Panamericano y el Sudamericano. 2017 va a ser un año movidito", anunció la palista quien luego reveló que la idea es "ir a buscar una medalla o una final A en el Mundial Sub 23 en Bulgaria, en junio".

Mientras tanto, el seleccionado conducido por Damián Dossena comenzó ayer en Rosario la última concentración del año. Al respecto Isequilla enfatizó que "ahora hay que afrontar la pretemporada con todo, sumar kilómetros y mejorar técnicamente, que es donde está el mayor déficit al momento de armar los equipos e ir más rápido".

Comentarios