Escenario
Miércoles 18 de Mayo de 2016

Cannes al rojo vivo: la política y el glamour empapan la alfombra

La actriz Sonia Braga y sus colegas mostraron pancartas en apoyo a la presidenta de Brasil. Almódovar brilló con el estreno de "Julieta".

Luces y sombras en el Festival de Cine de Cannes, el más prestigioso del mundo: la crisis política brasilera tocó el suelo francés de la mano de la actriz brasileña Sonia Braga y el equipo de la película que protagoniza, "Aquarius", que denunciaron con pancartas un supuesto "golpe de Estado" en Brasil y apoyaron a la presidenta Dilma Rousseff. Mientras que el director español Pedro Almodóvar estrenó con gran éxito su nuevo filme "Julieta", tras la polémica que lo salpica por la aparición de su nombre en los "Papeles de Panamá".

Braga, junto al director de la película, Kleber Mendoça Filho, y el resto del equipo, aprovecharon la mediática alfombra roja de Cannes para sacar una serie de carteles en los que se leía en inglés y en francés: "Brasil ya no es una democracia", "En Brasil se ha producido un golpe de Estado", "Se han quemado 54.501.118 votos".

En la sala, antes de que se iniciar el filme varias personas mostraron carteles similares: "Detengan el golpe de Estado en Brasil", "El mundo no puede cooperar con esta ilegalidad", en referencia a la decisión del Senado brasileño, que aprobó la semana pasada la suspensión de Dilma Rousseff como presidenta, inicialmente por 180 días, a raíz de las acusaciones de que su Gobierno maquilló cifras para encubrir el déficit fiscal. El vicepresidente, Michel Temer, asumió de forma interina en su reemplazo.

"Aquarius", la única película brasileña a concurso en el festival de cine francés, es la segunda película de Mendoça Filho, quien hace brillar a la legendaria actriz brasileña como una mujer que hace frente a la especulación inmobiliaria resistiéndose a vender su apartamento junto a la playa de Recife.

Por su parte, Almódovar que llegó para presentar "Julieta", no evitó respuestas sobre el caso "Papeles de Panamá" y aseguró que está de acuerdo en que se hiciera la filtración, en la que aparece su nombre y el de su hermano Agustín (productor) vinculados a una empresa offshore en Panamá que fue creada en los años 90.

Almodóvar llegó acompañado de gran parte del elenco, encabezado por las protagonistas, Emma Suárez y Adriana Ugarte, que encarnan al mismo personaje en distintas etapas de su vida.

"Julieta", un drama seco sobre la separación que sufre una madre (Emma Suárez/Adriana Ugarte) de su hija debido a un trágico acontecimiento, nace de un libro de cuentos de Alice Munro ("Escapada"), del que el director se adueña para hablar de la culpa.

"Yo lo que quería hacer es un drama muy sobrio, muy contenido, porque es lo que la historia me pedía", dijo Almodóvar durante la rueda de prensa. En la película, el director construye el desgarro de una pérdida como la desaparición voluntaria de una hija con silencios y sobre todo a través del personaje de Emma Suárez, que da vida a la protagonista de adulta.

Si Almodóvar puede respirar aliviado por el recibimiento en Cannes, el francés Olivier Assayas consiguió los abucheos más clamorosos de esta edición del certamen francés con "Personal Shopper", el filme que concurre también a la Palma de Oro y con la que el cerebral realizador se adentra en el mundo de los espíritus y los fantasmas.

El filme protagonizado por la estadounidense Kristen Stewart (que saltó a la fama por su papel en "Crepúsculo"), no tuvo la misma aceptación del público como tuvieron los trabajos anteriores de Assayas, como "Après Mai", "Demonlover" o la serie de televisión "Carlos".

Sin embargo, el director lo aceptó con aparente deportividad y señaló: "Cuando vienes a Cannes, tienes que estar preparado, preparado para cualquier cosa".

Comentarios