Escenario
Jueves 26 de Mayo de 2016

Canciones para los días que vendrán

Lisandro Aristimuño presentó anteanoche en Rosario su último registro doble ante un teatro El Círculo colmado. Inolvidable.

Comer una pizza a la medianoche de una víspera de feriado se hace complicado: hay poca gente y la cocina de los bares cierra temprano. Pero antenoche, el teatro El Círculo era una burbuja que rompía con el aire antifestivo de la ciudad. Lisandro Aristimuño agotó localidades en el show ofrecido para presentar "En concierto 1" y "En concierto 2", el primer doble en vivo de la carrera del cantante y compositor rionegrino. A lo largo de dos horas y media, Aristimuño cantó, bailó, bajó a las plateas para tocar junto a su público y demostró, por si hacía falta, que es el autor más original del rock argentino en la última década. Un show para celebrar, con o sin pizza.

"Y no hay final si no hubo un principio", cantó Aristimuño en "Abc", tema con el que abrió el show del martes. De negro riguroso, Lisandro levantó los brazos para dar la bienvenida como festejando un gol. Para corresponder la metáfora futbolera, podría decirse que Aristimuño es el centrodelantero goleador de un equipo de buen pie, con alto volumen de juego y que tiene el pulso justo para defender o atacar en el momento oportuno.

Los Azules Turquesas, de ellos se trata, es la banda que sostiene el proyecto Aristimuño. Sin ellos, la sinfonía sería inconclusa. Un trío de cuerdas y un contrabajo dialogaron toda la noche con una guitarra eléctrica, un sampler, un set de percusión, con zapateo incluido, más una batería acústica con apoyo electrónico. Esa convivencia sonora también se notó en la mixtura de géneros y ritmos: del folclore al rock, de la música balcánica a la tecno, de la balada al reggae y de ahí a la world music y el rock sinfónico. Todo entra en el universo Aristimuño, pero claro, de la mano de canciones, cuyas melodías y textos poéticos devienen en belleza.

Así pasaron "Perdón", "Para vestirte hoy", "Azúcar del estero", "Plug del sur", "Tu nombre y el mío" y "¿How long?", entre un guiño a las Abuelas de Plaza de Mayo y un pedido a que sigan abiertas las universidades públicas. "Vos", "Traje de Dios" y "Es todo lo que tengo, es todo lo que hay" fueron los puntos altos de la segunda parte del show.

Sobre el final, Aristimuño arrancó el bis a solas con su guitarra en la intro de "Canción de amor", mezclado entre sus fans en la platea baja. Fue el momento de mayor comunión con su gente. Después llegó "Me hice cargo de tu luz", en el que le pegó al gobierno por el costo de las boletas de energía eléctrica, y cerró con "Elefantes", con el teatro de pie. Aristimuño rompió el hastío de un martes de mayo. Y lo hizo con canciones para los días que vendrán.

Nuevo disco

Aristimuño adelantó en el show que su próximo disco de canciones nuevas saldrá en octubre. "Ojalá pueda presentarlo en este teatro", dijo.

Comentarios