Información Gral
Miércoles 15 de Febrero de 2017

Cancelan contratos a un youtuber por expresiones nazis

YouTube y Disney le cerraron la puerta a Felix Kiellberg, el más popular del mundo en esos canales, por nueve videos considerados ofensivos.

Las empresas YouTube y Walt Disney cancelaron los contratos que tenían con el youtuber con más seguidores en el mundo, el sueco Felix Kjellberg, conocido como "PewDiePie", por haber publicado nueve videos con mensajes antisemitas.

Kjellberg, de 27 años, creó un canal de comunicación en YouTube que alcanzó a más de 53 millones de suscriptores, con más de 14.685 millones de reproducciones y 15 millones de dólares en facturación, este última cifra solo en 2016.

Sin embargo, luego que una investigación del periódico The Wall Street Journal revelara imágenes con simbología nazi y bromas antisemitas en sus videos, tanto Google —dueña de YouTube— como Disney, con quienes el joven sueco mantenía contratos de prioridad y publicaciones propias, decidieron dar de baja los acuerdos.

La investigación denunció que nueve videos incluían evidentes bromas antisemitas e incluso utilizaban referencias y elementos de la Alemania Nazi.

En un video posteado el 22 de enero de 2017 aparece un hombre vestido como Jesús diciendo "Hitler no hizo nada mal".

"Decidimos cancelar el lanzamiento de la segunda temporada de la serie «Scare PewDiePie» que el youtuber tenía desde 2016 y removimos el canal PewDiePie de los Favoritos de Google", dijo un representante de YouTube a la publicación Variety.

"A pesar de que Felix consiguió sus seguidores por ser provocativo e irreverente, esta vez claramente fue muy lejos y los videos resultantes son inapropiados", indicó al periódico de Nueva York un vocero de Maker Studios de Disney, una subdivisión de la compañía que le permitió al youtuber manejar una red de canales que producían videos, aplicaciones móviles y hasta productos de mercadeo.

YouTube no levantó aún ningún video.

Kjellberg reconoció las injurias, que incluyeron llamados a dar muerte a judíos. "Hago videos para mi audiencia. Pienso en el contenido que creo como entretenimiento, y no un lugar para ningún comentario político serio", indicó.

"Sé que mi audiencia entiende eso y es por eso que vienen a mi canal. Aunque esto no era mi intención, entiendo que estas bromas eran en última instancia ofensivas", admitió.

La fama que Kjellberg alcanzó a través de YouTube le permitió ingresar al mundo editorial: en el 2016 publicó el libro "This book loves you" (Este libro te ama), del que vendió más de 110.000 ejemplares e incrementó un 20 por ciento sus ganancias respecto al 2015, según datos de Forbes.

No es primera vez que cruza los difusos códigos éticos del mundo virtual: en 2016 su cuenta de twitter fue suspendida temporalmente tras hacer bromas sobre Estado Islámico.

Comentarios