Campo
Sábado 08 de Julio de 2017

Ruralistas de Santa Fe piden ley de financiamiento gremial

Desde Carsfe impulsan un anteproyecto para pedir un aporte del 0,5% de las ventas primarias. Incluye ganadería, granos, y otras producciones.

y otras producciones


El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe), Gustavo Vionnet, impulsa la presentación de un anteproyecto de ley denominado "Sistema de aporte obligatorio para el financiamiento gremial agropecuario", que contempla el pago de una alícuota del 0,5 por ciento del valor de todas las ventas primarias que realicen los productores agropecuarios de la provincia de Santa Fe.

La iniciativa tiene como objetivo darle una mayor institucionalidad a las cuatro entidades rectoras de sector agropecuario, a partir del fortalecimiento económico de sus bases. Según el dirigente ruralista, la idea fue presentada al Ministerio de Producción y contaría con consenso de algunos legisladores.

A fines de junio, en el marco del congreso regional de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), fue presentado el despliegue formal de la propuesta, que contempla tomar el 20 por ciento del total recaudado para equipos técnicos comunes de investigación, estadística y formación dirigencial de las gremiales provinciales de SRA, FAA, CRA y Coninagro.

"Estamos buscando la posibilidad de un acuerdo previo con las otras tres entidades del sector y la valoración de la idea y objetivos comunes. En principio, estimamos que el 50 por ciento del total tiene que quedar en manos del territorio o las entidades de primer grado. El resto, es decir la otra mitad, se repartiría en un 30 por ciento para cada entidad provincial y un 20 por ciento sería destinado para la capacitación de cuadros de excelencia", resumió Ana Del Río, tesorera de Carsfe.

La idea, que viene siendo elaborada hace varios años, no ha podido encontrar sustento en la provincia de Buenos Aires y otra regiones del país. Aunque sus creadores están convencidos que de ser aprobada en Santa Fe en muy poco tiempo será imitada por el resto de los territorios.

Al respecto, el propio presidente de CRA, Dardo Chiesa, remarcó que es imposible seguir siendo dirigente del amateurismo o ad honorem, sino que por el contrario, una conducción moderna y capaz debe tener rentado el tiempo que se le quita a cada dirigente para el beneficio de sus productores.╠

■□Y fue más duro, al resaltar que en Argentina es muy difícil ser dirigente agropecuario, ya que la mayoría trabaja con pocos recursos, sin espacios y en ocasiones poniendo dinero de su propio bolsillo. "Estamos planteando un fortalecimiento institucional que se movilice para generar los recursos necesarios" dijo, agregando que los aportes de los asociados deben ser compulsivos u obligatorios y no voluntarios ya que terminan reflejando un movimiento rural confederado débil y poco eficiente".╠

■□Por otra parte, resaltó que al país nunca le interesó tener una participación gremial rural fuerte, que habilite la constitución de un modelo sólido en lo cooperativo, la presencia de asesores en temas agropecuarios, en las decisiones políticas con presencia en las cámaras legislativas y un amplio esquemas de lobbistas especializados en temas de comercio internacional y colocación de productos.╠

■□"Argentina debe definir un modelo participativo con los dirigentes del campo. Es una paradoja observar que cuando se consiguen beneficios, sean para todos, incluso para aquellos que nunca acompañaron", enfatizó el dirigente anticipando la necesidad de reformas que podrían pasar por la búsqueda de una mayor eficiencia a partir de un mejor financiamiento.╠

Dudas. "Sin recursos, no podemos ir a una batalla entre ambientalismo o productivismo", enfatizó Gustavo Vionnet (Carsfe), frente a 180 dirigentes de sociedades rurales y entidades de toda la provincia. Al mismo tiempo, recordó que la primera premisa de toda empresa agropecuaria hoy no pasa por la rentabilidad, sino por las sostenibilidad en el tiempo.╠

■□"Para ello, es necesario dotar de recursos económicos a todas las entidades del sector, generando un marco institucional fuerte para la discusión de estos temas", subrayó.╠

■□Por ahora, la idea viene seduciendo a muchos dirigentes, aunque ya ha marcado las primeras resistencias.

Esta semana, el referente del Comité de la Cuenca La Picasa, Juan Carlos Duhalde sostuvo que la cuantía del aporte es muy alta, y podría generar una situación complicada de manejo. "Si el gremialismo sin plata es muy difícil, mucho más pude serlo con un exceso".╠

■□Si bien el dirigente no mostró grandes diferencias, pidió ser "cuidadoso" con los importes a recaudar, "para no imitar a un gremialismo acostumbrado a despilfarrar plata".╠

■□Duhalde, reclamó un futuro con dirigentes serios y equipos de asesores prudentes. Y en este punto, pidió que se analice las diferentes regiones que conforman la provincia de Santa Fe, donde no es lo mismo la productividad del sur o la región núcleo central, que el norte, donde se termina destetando un ternero cada 3 hectáreas. "Es distinto un 0,5 por ciento en cada una de esas zonas. Hay que ser selectivo en los porcentajes, ya que el objetivo es una ley que sirva, sin que sobren los recursos".╠

■□A nivel global, el dirigente evaluó que desde la Asociación de Productores Rurales del Sur de Santa Fe, el 0,2 por ciento sería más que suficiente ya que les dejaría a la entidad un capital de 90 mil pesos mensuales.╠

■□Al mismo tiempo, destacó que sobre 24 mil hectáreas en 0,5 por ciento es un monto exagerado ya que genera cerca de 3 millones de pesos y si la superficie representaría 100 mil hectáreas, el monto recaudado por las ventas primarias podría superar los 12 millones de pesos por año.╠

Leonardo Stringaro

agroclave@lacapital.com.ar

especial para agroclave

Comentarios