Producciones regionales: una vía directa del productor al consumidor

• Frutas y verduras y productos con alto valor agregado se pueden encontrar en el nuevo espacio de comercialización en la ciudad

L Las entidades y organismos vinculados con la producción primaria encontraron una buena oportunidad para difundir las producciones regionales en el Mercado del Patio (Cafferata 729), espacio que inauguró esta semana en Rosario destinado a la promoción del desarrollo económico y cultural de la ciudad y la región, cuyo eje central es un mercado minorista de productos.

En ese marco, Federación Agraria Argentina (FAA) abrió al público "La Melga de 1912", un local de alimentos que llegan directo desde los pequeños productores al consumidor. "El Mercado del Patio es un espacio en el que los pequeños productores y las cooperativas podemos llegar directo al público. Nosotros, con ‘La Melga de 1912' estamos ofreciendo frutas y verduras de primera calidad, a muy buen precio. Y en poco tiempo sumaremos productos de las economías regionales", señaló el titula de FAA, Omar Príncipe.

El local hace referencia a la melga, que es la franja de tierra preparada y señalada para iniciar los laboreos previos a la siembra. "Trazar la melga", es decir, marcar ese primer surco fijando la referencia para el trabajo que vendrá, es primordial para obtener una buena cosecha.

Para FAA "La Melga" que rige su vida institucional es la lucha y los principios de aquellos chacareros que en 1912 protagonizaron el histórico Grito de Alcorta, la primera huelga agraria, en defensa de precios justos para su cosecha y de condiciones dignas de trabajo y de vida, dijeron desde la entidad.

"Luego de más de cien años de historia, ‘La Melga de 1912' es una conquista más de la lucha que dio origen a nuestra institución, una experiencia en la cual quienes producimos alimentos y los consumidores, compartimos calidad y precios justos", agregó Príncipe.

Almacén del Inta. Por su parte, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) también abrió su primer almacén para emprendedores familiares en el Mercado del Patio. El espacio se llama "Alma Rural" y fue inaugurado para comercializar productos directos al consumidor, con agregado de valor, elaborados por productores de pequeña y mediana escala.

Los productores reciben asesoramiento técnico, con el apoyo de la Fundación ArgenInta y de Intea (Desarrollo de agroproductos y emprendimientos productivos innovadores).

Para respaldar la iniciativa del Inta en la apertura estuvieron el gobernador Miguel Lifschitz, el presidente de Inta, Amadeo Nicora y Héctor Espina, director nacional del instituto.

Conocido como "Alma Rural, el almacén del INTA", este nuevo espacio de comercialización tiene adjudicado los locales 17 y 18, ambos de 80 metros cuadrados, en el Mercado del Patio.

El emprendimiento, primero en su tipo en la Argentina, busca achicar el recorrido que hacen los alimentos del campo a la mesa y pone a disposición del público productos con agregado de valor, elaborados de manera artesanal por emprendedores de pequeña y mediana escala que reciben asesoramiento técnico.

Para Lifschitz, el espacio inaugurado "es un gran centro gastronómico con 40 puestos" que se dedica a la venta de productos regionales con valor agregado.

"Estamos muy contentos, ya que gracias al apoyo del Inta, de la FAA, de Agricultores Federados y de muchas cooperativas, hoy es exponer toda la diversidad productiva que tiene la provincia de Santa Fe", dijo.

En tanto, Nicora consideró estratégico el trabajo en nuevas modalidades de venta, debido que a la comercialización permite "cerrar circuitos y potenciar las producciones".

Remarcó que "el almacén del Inta constituye una innovación organizacional que será un verdadero laboratorio en el proceso de perfeccionamiento de la actividad productiva".

Por su parte, Espina señaló que "el espacio tiene mucho de emoción, no solamente por el trabajo de los productores, sino por el trabajo interinstitucional que implica".

Espina dijo que el local del Inta "es un espacio que permitirá mejorar día a día la comercialización de los productos elaborados por pequeños agricultores y cooperativas de todo el país, para que ganen espacio en un mercado muy europeo, en el sentido de que debería haber un mercado de este tipo en cada pueblo".

De acuerdo con Hugo García, director ejecutivo de la Fundación ArgenInta, el espacio inaugurado es un "mercado de cadena corta que reduce el costo de la intermediación y le permite a productores y organizaciones de productores la comercialización directa al consumidor".╠

En los puntos de venta podrán ofrecerse productos elaborados con materias primas locales desde el sector privado a partir del vínculo con el Inta, que posean algún tipo de agregado de valor y cuenten los registros comerciales pertinentes.

Además, se estima que estos productos deben comprender entre el 70 y el 80 por ciento del total comercializado.

Los locales cuentan con cartelería, folletos, página web y otras herramientas que promueven la visibilidad de los alimentos, de su territorio de origen y de las familias o grupos de emprendedores que los elaboran.

Comentarios