Monsanto entrega maíz para resembrar las zonas que fueron inundadas

La firma, anticipó una inversión de 100 millones de pesos, para compensar a los productores agropecuarios incluidos en el Plan Cultivar (Dekalb), que fueron afectados por inundaciones y granizo durante esta campaña.

El beneficio, forma parte del seguro que otorga esta herramienta a los productores que fueran alcanzados por inclemencias climáticas.

Del total de las 300 mil hectáreas dañadas en gran parte del país, cerca de 42 mil tendrán la posibilidad de ser resembradas, sin costo alguno para aquellos productores que confiaron en esta opción o seguro estratégico. Al mismo tiempo, la empresa destacó que el objetivo de este seguro de resiembra frente a problemas climáticos, pasa por generar un sistema de soporte que facilita la figura de un asesor a campo, para evaluar cada momento de la re-siembra.

La campaña, que contó con severas adversidades por el clima, ha dejado su marca sobre la franja sur de la provincia de Buenos Aires y una zona central de la región núcleo. El daño es más grave, si se estima que el maíz es uno de los cultivos más intensivos en el uso de insumos y con una fuerte incidencia en su costo a través de la semilla, ya que representa entre un 30 o 35 % del total de la inversión productiva.

Sin embargo, por encima de tantas eventualidades, la Asociación del Maíz y Sorgo Argentino (Maizar), considera que esta campaña se alza como la más importante de los últimos 10 años. Una cosecha récords de 40 millones de toneladas y más de 5 millones de hectáreas sembradas, marcan un crecimiento del 18 % para este grano, en comparación al ciclo anterior.

[Buenos Aires, String agro]

Comentarios