Campo
Sábado 30 de Septiembre de 2017

La ganadería santafesina busca sumar arraigo territorial

Productores y cabañeros lograron sellar convenios con el sector público y privado para obtener financiamiento a tasas competitivas.

Más de 11 cabañas bovinas de Santa Fe se juntaron para avanzar en procesos de arraigo de la actividad en toda la provincia. La iniciativa surge por el impulso del ex secretario de Agricultura santafesino Adrián Barrau y tiene como principal objetivo lograr que la ganadería de carne recupere fuerzas en todo el territorio productivo.

Por ahora, la herramienta para el desarrollarlo es la Cámara Santafesina de Cabañeros que ya cuenta con más de 11 miembros, pero tiene como meta llegar a reunir a las 80 cabañas que se distribuyen en toda la región, indicaron.

Barrau resaltó que por medio de convenios con el gobierno provincial y algunos organismos privados se está alcanzado un sistema de financiación a tasas subsidiadas, mejores plazos y; por momentos, ventas sin interés para todos los productores que busquen adquirir animales de alta genética y desarrollo.

"Una de las condiciones para ingresar al grupo, determina que el productor ganadero debe ser inscripto en el Senasa como cabaña y además pertenecer o ser socio de alguna asociación de las distintas razas bovinas de nuestro país. Estamos en una primera instancia la inscripción que es para la hacienda de carne, aunque hemos dejado abierto el estatuto para que -en un futuro- las razas de leche puedan incorporarse", remarcó Barrau, presidente de la organización.

Hasta el momento, la mayoría de los productores están diciendo que volver a la ganadería se torna complicado, aunque otros lo grafican distinto al decir que con 1 camión entero de soja solo se compran 10 vacas.

Es decir, es difícil pero la ecuación ha cambiado bastante en los últimos meses generando un aire de sustento para que la ganadería intente perfilarse a ser una de las actividades más fuerte en toda la provincia.

"En Santa Fe, la cámara ya está constituida por productores de las razas Brangus, Limousin. Aberdeen Angus. Hereford y Bradford. Todas ya han comenzado a interactuar con los gobiernos locales para solicitar políticas estables en las regiones donde la ganadería fue retirada y ha iniciado un proceso paulatino de retorno", remarcaron los directivos de la cámara santafesina.

A mismo tiempo, anticiparon que para el ciclo 2018, el eje para una mejora en la sanidad de los rodeos lo piensan acompañar con cursos y la formación de centros de capacitación para operarios y empleados de las cabañas.

"Estamos preparando un remate muy novedoso de hembras en el centro o norte de la provincia. Es un cambio, ya que siempre las subastas son de machos o reproductores y en este caso, hemos decidido volcarnos a otra categoría", enfatizó Barrau anticipando las nuevas variables.

AL NORTE. En el país, hasta el momento solo Santiago del Estero y Chaco pudieron desarrollar el sistema de Cámaras de Cabañeros con el apoyo de los gobiernos y las asociaciones de las distintas razas. El resultado más concreto, fue la dinamización de la ganadería y el mejoramiento genético de muchas zonas que estaban postergadas.

Leonardo Stringaro

www.string-agro.com

especial para agroclave

Comentarios