La cotización del trigo se entona por la exportación y el clima

• La Bolsa de Cereales de Buenos Aires proyectó un aumento de 5,8 por ciento en el área a sembrar con maíz durante este ciclo

Mientras que en Estados Unidos el avance de la cosecha gruesa limita la suba de precios, en el mercado local la preocupación por el clima favorece a los valores. El trigo 2017/18 vive un gran momento de precios.

Analista de mercados y asesora comercial, Lorena D´Angelo, recordó que la semana pasada la noticia más importante para el mercado agrícola pasó por el reporte del Usda de stocks trimestrales al 1º de setiembre y los datos de producción de granos finos 2017/18. A los mismos se sumaron localmente las proyecciones iniciales de campaña gruesa que presentó en una jornada de trabajo la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

La entidad proyectó que se sembrará un 5,8 por ciento más de maíz hasta cubrir las 5,4 millones de hectáreas frente a las 5,1 millones del ciclo anterior (considerando sólo el grano comercial, mientras que los datos oficiales del mismo concepto fue de 6,48 millones de hectáreas).

En el caso de la soja, la proyección señala una baja de 5,7 por ciento en comparación con el ciclo anterior para alcanzar las 18,1 millones de hectáreas. La caída responde a los mejores números que muestra la cobertura de maíz en algunas zonas y al clima actual en las zonas productoras y sus pronósticos futuros.

"La oleaginosa, de esta forma, vuelve a perder terreno con el cereal aunque en el 2018 con la baja de los derechos de exportación puede tener un beneficio adicional en su relación de precios ante ambos productos", apuntó D'Angelo.

La analista también estimó que frente a la posibilidad de una menor siembra y cosecha 2017/18, es la oleaginosa el producto que tiene una expectativa de mejoras en los valores futuros ante la incertidumbre que también se suma al contexto brasilero. En el país vecino, el comienzo de la siembras 2017/18 todavía continúa lento por el clima seco en las regiones productoras (1,5 por ciento vs. 4,8 por ciento año anterior) a pesar de las proyección del aumento del área de siembra en detrimento de maíz.

"Las condiciones climáticas comienzan a jugar el partido en Sudamérica desde las siembras, cuando el impacto del mismo habitualmente se produce entre diciembre y enero. Esto es un factor de parcial sostén en las cotizaciones futuras en el momento que la cosecha estadounidense ingresa al mercado", destacó.

El Usda informó stocks de soja por un total de 8,19 millones de toneladas, cuando el mercado esperaba en promedio 9,2 millones. Igual, está por arriba del año pasado a la misma fecha, cuando había 5,36 millones de toneladas.

Para el maíz, el guarismo publicado fue también inferior al promedio esperado por el mercado de 58,3 millones de toneladas vs. los 59,77 millones de toneladas y superior a los 44,12 millones del año pasado a la misma fecha.

Para el trigo, el stock trimestral estuvo por arriba de lo esperado por el mercado, que junto con el aumento de la producción 2017/18 respecto del dato previo, presionó los valores futuros en los mercados estadounidenses.

El trigo en el mercado local es el producto de mejor performance en las últimas semanas. El precio disponible en Rosario pasó de $ 2.650 a $ 2.950 en quince días y el futuro llegó a los 170 dólares luego de estar operando en niveles más bajos. "La mejora de los precios del cereal responde a la poca oferta existente y las perspectivas productivas para el próximo ciclo", advirtió la analista granaria.

El precio del trigo se sostiene en 170 dólares para las ventas realizadas a enero de 2018 ante un mercado con un buen nivel de ventas, sobre el que pesan noticias como la sequía en Brasil, las inundaciones en la Pampa Húmeda y la amenaza de enfermedades, más allá del buen desempeño que exhiben los trigales en Córdoba o el sur bonaerense.

Según Globaltecnos, el valor para el cereal disponible mantuvo en las últimas semanas una tónica alcista, apoyado en la necesidad que tuvo el sector exportador, hecho que posibilitó que en las pizarras el precio "gatillo" trepara hasta los 2.900 pesos la tonelada.

Con previsiones privadas de la posibilidad de obtener una producción de 16,5 millones de toneladas, Globaltecnos reconoció que ya se vendieron casi 3,5 millones de toneladas, mayoritariamente con un precio ya fijado. En igual fecha de 2016, se habían vendido 1,3 millón.

De este total de ventas de trigo realizadas en las últimas semanas, 3,3 millones fueron adquiridas por el sector exportador para atender pedidos y compromisos ya asumidos en el exterior.

Buena parte de estas compras fueron concertadas desde Brasil, debido a que, con una estimación de producción de 5,2 millones de toneladas, la sequía que padece las regiones trigueras en ese país reduciría el volumen de cosecha en más de un 20 por ciento.

La puja de la exportación, sumado a cuestiones como la inundación de campos y la sequía en Brasil, promovió el valor del trigo local, que trepó unos 16 dólares por tonelada desde fines de agosto, cuando su valor se situaba en 152 dólares por tonelada.

Según datos de la Bolsa de Cereales de Córdoba, sobre un área a cosechar de 1,16 millón de hectáreas sembradas con trigo, sólo un 13 por ciento de esta superficie se encuentra en estado "regular". El cultivo de este cereal en el distrito mediterráneo pasa por su mejor momento. Allí la situación de otro 30 por ciento es "buena" y "muy buena" para el otro 50 por ciento. El 7 por ciento restante ofrece una condición "excelente".

Allí, un 64 por ciento de las plantas relevadas ofrecen un estado de "Hoja Bandera", siendo esta la última hoja que emerge del tallo antes de que brote la espiga, que según los especialistas sería fundamental para el papel que tendrá oportunamente el llenado del grano.

Sin embargo, en Santa Fe, donde persiste un importante nivel de trigo en muy buen estado, se constata

la presencia de plagas: orugas en el departamento de San Martín y hasta chinches en algunos lotes del sur santafesino, entre otras enfermedades.

En tanto, desde el Sistema de Estimaciones Agrícolas del Centro-Norte de Santa Fe que elabora la Bolsa de Cereales de Santa Fe y el ministerio de la Producción se indicó que la inestabilidad climática en la semana que termina se manifestó en toda el área, con diferentes características y grados de cobertura. Particularmente los departamentos con mayores montos pluviométricos, fueron 9 de Julio, General Obligado, Las Colonias, La Capital y Castellanos en los cuales los mm caídos fluctuaron entre 100 y 125 mm. En el resto del área entre 50 y 90 mm fueron los registros máximos. Como consecuencia de ello se observaron escenarios repetidos de campañas anteriores, lotes totalmente sobresaturados.

Comentarios