El trigo pelea con el clima y la soja capea el conflicto por el biodiésel

• El grave conflicto desatado por la decisión de EEUU de aumentar aranceles al biocombutible argentino no afectó los precios

El clima en las zonas agrícolas de la zona núcleo comenzó a mitad de semana a operar un cambio significativo con temperaturas más bajas y buen tiempo, según indicó el relevamiento que realiza la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario. "Se ingresará en una tregua de buen tiempo", proyectó el informe climático de la entidad y trajo alivio para las regiones del trigueras del norte bonaerense y sur de Santa Fe que la semana anterior habían entrado en una fase "crítica" por las napas altas y los suelos sobresaturados, que encendió la alarma para la campaña 2017/18.

Según el mismo GEA, 50 mil hectáreas de trigo estaban afectadas y el 5 por ciento de los lotes pasó a la condición mala y un 18 por ciento sigue en estado regular por los excesos hídricos.

Sobre esta situación alertó esta semana Confederaciones de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) que _reiterando lo que publicó Agroclave la semana anterior_ aseguró que e 25 por ciento de la agricultura y el 26 por ciento del ganado vacuno se encuentran en riesgo por el anegamiento de campos en las regiones más productivas del país.

Sin embargo, la buena noticia llegó por el lado de los mercados. La decisión del gobierno de Estados Unidos de aumentar los aranceles a la importación de biodiesel de la Argentina por considerar que había acciones de dumping, una medida sobre la cual el país ya presentó un descargo, no tuvo su correlato en los precios.

El biodiésel y los precios. La analista Lorena D'Angelo en el reporte Escenarios Granarios de Fundación Libertad, indicó que "el precio de la soja no bajó y se mantuvo en el transcurso de la semana a un precio estable a con subas por la actividad de la demanda y la poca oferta por parte del productor.

"Con la noticia el precio de aceite de soja en EEUU tuvo una fuerte suba que contagio al poroto de soja en menor magnitud pero que no impactó en el mercado local donde solo hubo preocupación por la demanda", dijo.

Agregó que "la medida de EEUU tiene su impacto en los mayores precios que ofrecían los industriales para originar el poroto de soja que se destinaba a la producción de biodiésel con destino estadounidense denominada en el mercado como Soja EPA".

Los negocios que cumplían los requerimientos de soja EPA "le permitieron al productor argentino obtener un plus de 5 a 10 dólares por toneladas sobre el precio de mercado. Se estimaba que el volumen total de negocio con dichas condiciones oscilaba entre 7,5 y 8 millones de toneladas", agregó D'Angelo.

Así se confirma que la soja solo tenía un 14 por ciento de la producción con dicho beneficios, mientras que el resto se destina a la exportación e industrialización sin diferenciales de precios.

"A partir de ahora se deberá colocar los excedentes de producción como aceite de soja, con valores FOB que mejoraron 15 dólares en la semana, hacia nuevos destinos", indicó.

Con ese objetivo se conoció la semana pasada también la noticia de la reapertura del mercado de aceite de soja de China que hace un par de años que había establecido una prohibición a su importación.

El país asiático igualmente en los últimos años redujo el volumen de importación de este subproducto por la expansión de su industria doméstica que produce el aceite y la harina necesaria para abastecer su consumo.

Las importaciones de aceite de soja de China pasaron de 2,4 millones de toneladas en el 2006/07 a las 550 mil toneladas proyectadas para esta campaña.

En cuanto al maíz, el comportamiento fue bajista y responde no solo a la mayor oferta sino al hecho de que el exportador mantiene el nivel total de compras que supera el volumen total de DJVE con un excedente exportable que todavía tiene que colocar en el mercado internacional. "Para obtener nuevos negocios de exportación el maíz tiene que competir con la oferta brasilera (el país exporto 3,3 millones de toneladas en lo que va de agosto, un volumen récord) y estadounidense", agregó D'Angelo.

El precio FOB del maíz argentino está en niveles de 145 dólares, bajando 5 dólares en la última semana, frente a los u$s 154 de Brasil y u$s 155 de EEUU.

La demanda de exportación supera en un 24,3 por ciento el volumen el año pasado a la misma fecha pero todavía lejos del total potencial que debería comprar, dijo la analista de Fundación Libertad.

"De no exportarse el saldo que se proyecta, habría un aumento aun mayor de stocks que se sumaran a la próxima campaña donde una proyección inicial de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires habla de un crecimiento del 5,9 por ciento en el área de siembra el cereal", indicó y agregó que "esta expectativa inicial responde a los mejores márgenes que se obtienen en algunas zonas productivas con el maíz 2017/18 a nivel de u$s 148 frente a una soja u$s 254, además de cubrir parte de la superficie que no se pudo sembrar de trigo según las expectativas iniciales y los números finales a la fecha.

Centro norte provincial. En el centro norte de Santa Fe, según el relevamiento que realiza el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio santafesina y el Ministerio de Producción, las características ambientales que predominaron en la semana, permitieron el desarrollo sin inconvenientes del trigo en sus distintas etapas fenológicas; la siembra, germinación y desarrollo del girasol; la finalización del proceso de cosecha de los maíces de segunda y el comienzo de la siembra del cultivo de maíz de primera, en algunos departamentos.

En un primer sondeo y/o relevamiento se observó que para el cultivo de soja estuvo muy firme la intención de superficie a sembrar, como así también, las estrategias y planes a desarrollar. Las estimaciones marcan un aumento en la superficie a sembrar de entre 4 y 5 puntos porcentuales con respecto a la campaña pasada.

Esta situación se continuará monitoreando en las próximas semanas a fin de evaluar los indicadores que reflejen las previsiones para este cultivo en todos los departamentos del área de estudio.

En cuanto al trigo, el estado sanitario muestra buenas condiciones en general. Se recomiendan intensos monitoreos de las parcelas debido a que se detectó "roya amarilla" en algunos lotes puntuales y no se está exento de la expansión del patógeno a una mayor proporción del área de estudio, dice el informe semanal del SEA.

Comentarios

Últimas Noticias