El IPCVA lleva hacienda a los mejores suelos agrícolas santafesinos

El Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), intentará apuntalar la diversificación productiva en uno de los departamentos con mayor actitud agrícola de la provincia de Santa Fe.

La zona de Cañada Rosquín, en el Centro Oeste del departamento Gral. San Martín, se caracteriza con contar con suelos clase 1, donde -salvo raras excepciones- con sistemas ganaderos de ciclo completo, prevalecen las actividades agrícolas (soja) en un 75 %.

El desafío, exige planteos eficientes y competitivos, pero principalmente impulsa una necesidad de revisión y retroceso en las perdidas de establecimientos ganaderos, que en los últimos 23 años mostraron una caída del 60 % de las empresas vinculadas a la actividad y cerca del 40 % de la existencia de hacienda bovina en toda la zona.

"Somos optimistas, ya que el escenario de las nuevas políticas agropecuarias tienen una visión ganadera. Nosotros, vemos en los planteos mixtos un camino de solución sobre los problemas estructurales que tienen nuestros planteos productivos, con la proliferación de malezas resistentes, el anegamiento de los campos, el ascenso de napas y otros inconvenientes", explicó el Ing. Gustavo Almada, jefe de la AER INTA Carlos Pellegrini.

En la región, los datos del INTA marcan que en 1994 había 2100 unidades productivas ganaderas y hoy solo quedan 813. En números significa que el departamento pasó de 350 mil a 180 mil cabezas de ganado. Una estadística que suena fría en los números, aunque detrás arrastra el desarraigo territorial, despoblación de los campos y una amplia taperización de los ambientes.

[Cañada Rosquín, String agro]

Comentarios