El gobierno firmó un acuerdo para promover la biotecnología

• El convenio busca incentivar la economía del conocimiento. El Estado se comprometió a reglamentar la ley de la actividad

El gobierno nacional firmó esta semana un acuerdo "productivo" con el sector de biotecnología, que contempla un compromiso del Estado de reglamentar la ley de biotecnología, incentivar la creación de empleo y generar inversiones privadas cercanas a 670 millones de dólares.

El acuerdo fue firmado por el presidente Mauricio Macri y los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; Ciencia y Tecnología, Lino Barañao; Salud, Jorge Lemus y Producción, Francisco Cabrera; el secretario de Agregado de Valor de Agroindustria, Néstor Roulet y los titulares de la Cámara de Biotecnología, Alberto Álvarez Saavedra y la Cámara Argentina de Biotecnología, Hugo Sigman.

Macri, resaltó que "la Argentina tiene muchos investigadores capaces de crear, innovar y desarrollar. Biotecnología es mejores alimentos, mejores remedios, mejores vacunas".

"Este acuerdo es una nueva señal de que el camino correcto es seguir trabajando en equipo para estar mejor preparados para el futuro porque la biotecnología nos va a ayudar a crecer, a generar trabajo y productos innovadores", enfatizó.

Y añadió: "remover obstáculos es nuestro compromiso, por eso vamos a reglamentar la ley de Biotecnología", y destacó el "compromiso de empresarios en inversiones para generar 800 puestos de trabajo".

Por su parte, Cabrera expresó: "este sector es clave por su potencial para generar un salto de competitividad en otras actividades productivas; por ejemplo, hay tres empresas en el mundo que hacen clonación de animales y dos de esas tres son argentinas".

"La Argentina es referente regional en salud, agro y ganadería. Con este acuerdo creamos las condiciones para acelerar la llegada de inversiones, y posicionarnos como proveedores de soluciones biotecnológicas que el mundo demanda de manera creciente, en alimentos, salud y cuidado del medio ambiente", enfatizó el funcionario.

Según el gobierno, en el período 2017-2019 las empresas Amega Biotech, Argenomics, Bioceres, Biogénesis Bagó, Bioprofarma, Biosidus, Denver Farma, Diagramma, Elea, Gador, Garruchos, Kheiron, Molinos, Pharmadn, Rizobacter, Sinergium Biotech, Wiener Labs, Inmunova invertirán más de 670 millones de dólares.

Tras la firma del acuerdo Barañao indicó que "el hecho de que se firme este acuerdo, que implica por parte de la Cámara Argentina de Biotecnología un compromiso de inversión y de generación de empleo en el país, me parece altamente significativo por cuanto indica que finalmente Argentina está encarando el camino hacia una economía basada en el conocimiento".

En la misma línea, Lemus sostuvo que "la biotecnología aplicada a la salud significa un avance extraordinario, aporta soluciones tanto en el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de muchas enfermedades".

Por su parte, en un comunicado, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, dijo: "Este acuerdo resulta de vital importancia ya que mediante la articulación público privada las políticas pueden sustentarse en el tiempo".

un sector pionero. "El sector biotecnología argentino es pionero en el mundo y como Estado tenemos el compromiso de impulsarlo para seguir liderando la innovación en sus diversas áreas. Porque esto no solo nos agrega valor, es desarrollo, empleo y crecimiento para todos", destacó.

Este acuerdo se suma a otros productivos ya firmados con los sectores de Vaca Muerta, automotriz, construcción, textil y calzado, y motos, e incluye un compromiso del Estado para reglamentar la ley de biotecnología, sancionada hace diez años, que implica la amortización acelerada en el impuesto a las ganancias y la devolución anticipada del IVA por la adquisición de bienes de capital.

Según el gobierno, estos incentivos mejoran la competitividad del sector, visibilizan inversiones y favorecen la innovación.

Además, el Estado se compromete a mejorar los procesos de registro público para que sean más ágiles y favorezcan la innovación, que es un aspecto central para la competitividad de las empresas del sector.

Esto implica una revisión estructural de cada registro con foco en los productos biotecnológicos, y el trabajo conjunto de la La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), los Ministerios de Salud y Agroindustria y la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (Conabia).

Comentarios