Congreso de aapresid
Sábado 05 de Agosto de 2017

El camino de la producción agrícola sostenible

• El mayor encuentro anual del mundo de los agronegocios profundizó su llamado para la agricultura sustentable

La Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) celebró su 25º Congreso en Rosario, con un alerta sobre la pobreza y el hambre a nivel nacional y mundial, y por tanto, la urgente necesidad de un cambio de paradigma productivo, con una férrea promoción de la agricultura sustentable. El encuentro se realizó en el complejo Metropolitano, en simultáneo con el 7º Congreso Mundial de Conservación de la Agricultura, visitado por extranjeros de 40 países.

Con más de 5 mil inscriptos y casi doscientas disertaciones y paneles transcurrieron las cuatro jornadas del 1 al 4 de agosto. Esta edición del encuentro de Aapresid llevó el nombre de Kairós, el dios griego del tiempo cualitativo (Cronos es de naturaleza cuantitativa), es decir, que marca el "momento adecuado u oportuno", según su significado literal.

En ese sentido, el presidente de la asociación organizadora, Pedro Vigneau, observó que "es un tiempo distinto" y por ello "las decisiones que tomemos van a impactar más que nunca en las próximas generaciones debido a la presión que estamos ejerciendo sobre los recursos con los que estamos interactuando". De allí la necesidad de "un modelo mucho más amigable con el medio ambiente".

Al respecto, planteó una serie de desafíos desde el rol de los productores y especialistas, en cuanto a mejorar el balance nutricional del suelo, implementar la biodiversidad, cuidar las tecnologías disponibles para que sean más duraderas, trabajar en equipo, acercar el campo a la ciudad, integrar los conocimientos y las instituciones, "escuchar más, ser humildes y no creernos dueños de la verdad, preguntarnos continuamente si estamos en lo correcto", resumió Vigneau.

Al respecto, "debemos nos tenemos que hacer responsables de las decisiones que tomamos" y para ello "necesitamos herramientas", sentenció.

"En nuestro país tenemos el 30 por ciento de la población que vive bajo la línea de probreza y muchos bajo la línea de indigencia, que la pasan mal, no tienen comida básicamente. La libertad es sólo una cara de la moneda y la otra es la responsabilidad: hay muchos argentinos que no la pasan bien y tenemos que hacernos cargo, enfrentar los problemas", enfatizó el presidente de Aapresid.

Finalmente, habló del "sueño compartido" de ser "el granero del mundo. Estamos todos muy interesados, pero necesitamos acuerdos", además de "trabajar, aprender, innovar, ser más eficientes, todo con base científica", detalló, entre otros puntos.

respaldo político. Vigneau recibió un reconocimiento de parte de la intendenta Mónica Fein, quien elogió el rol de Aapresid y agradeció "por seguir trayendo a tantos de ustedes aquí a encontrarse y también a desarrollar un proceso sustentable socialmente y ambientalmente".

En su discurso de apertura, la mandataria criticó "el modelo de crecimiento basado en aprovechar los elevados precios de los commodities, que mostró una elevada vulnerabilidad para constituirse en catalizador del desarrollo económico y social sostenido".

"Eso quedó demostrado cuando la fragilidad de las condiciones macroeconómicas y la falta de políticas que favorezcan a los sectores productivos pusieron un freno al crecimiento y deterioraron fuertemente las condiciones sociales. Hoy el sector agropecuario, de la mano de políticas más favorables, vuelve a traccionar la actividad económica en un contexto productivo y social complejo", observó Fein.

La intendenta afirmó que desde el gobierno local y provincial consideran que "Rosario debe potenciar su importancia portuaria como proveedor de una amplia red de servicios científicos tecnológicos, financieros, como un centro de las principales instituciones de referencias de este sector y empresas pioneras en el país y en el mundo. Por eso apostamos a consolidar la infraestructura de transporte de la región con el mayor plan de obra en los últimos 40 años".

A continuación, el gobernador Miguel Lifschitz destacó la trayectoria de Aapresid, que "apostó a un cambio de paradigma que fue ganando terreno y convirtió a Argentina en uno de los países más avanzados en agricultura de conservación, como ha sido con la siembra directa, que en el mundo sólo se aplica en un 11 por ciento".

El mandatario ratificó "el compromiso de la provincia", porque "nos sentimos afines al pensamiento Aapresid, a la búsqueda de nuevos paradigmas, en congeniar los intereses sectoriales con los generales, y buscar un modelo de desarrollo que nos permita integrar el crecimiento económico, y mejorar las condiciones de vida, pero con respecto al medio ambiente". Finalmente apeló a que "los beneficios puedan llegar a todos los sectores".

usina oficialista. El acto de apertura del congreso contó este año con la presencia de dos ministros de la Nación: el de Agroindustria, Ricardo Buryaile y el de Medio Ambiente, Sergio Bergman, quien remarcó el trabajo conjunto entre ambas carteras en pos de la producción y la sustentabilidad.

"Hay mucho por hacer pero no es poco lo que hemos podido lograr", valoró el rabino y destacó, en ese ámbito, que "las discusiones ideológicas son relevantes e importantes pero no puede saltearse el argumento del mínimo común denominador de lo lógico".

"Necesitamos academia y ciencia, con conciencia para un debate en el que no podemos pensar igual, pero lo que no podemos anteponer es presupuestos ideológicos de militancia —que uno respeta—, pero que no pueden venir a debatir a la misma mesa donde estamos discutiendo con conocimiento científico, lo que tiene que ver con el futuro de una actividad que tiene como primer principio de sustentabilidad, la dignidad humana", afirmó Bergman.

Al respecto, afirmó que "solamente con crecimiento y desarrollo sustentable vamos a poder cumplir uno de nuestros primeros objetivos que es erradicar la pobreza, y ello se hace con pan y trabajo". A su vez, "ello se logra con innovación, con sustentabilidad y respetando una visión compartida. Ser sujetos a la ley nos da la posibilidad que todas estas actividades tengan la posibilidad de ser libres, creativas y proactivas".

En ese sentido, observó que "siempre necesitaremos normas que podemos volver a debatir, pero mientras tanto cumplamos las que tenemos. Con el solo hecho de la infracción, hace falta el rigor de la ley. No se trata de perseguir una actividad, pero también es importante que el que contamina, pague".

críticas al pasado. A su turno y sobre el cierre del acto inaugural, Buryaile observó que "quienes hoy nos visitan no hubieran tenido la misma visión de lo que está pasando en Argentina hace dos años atrás. Somos un grupo de gobernantes que pensamos en el bien común; hoy el sector agropecuario argentino está mostrando su potencial y es uno de los puntales mundiales en conservación y siembra directa", señaló Buryaile frente a un auditorio compuesto por más de 600 asistentes, en gran parte extranjeros.

El ministro Buryaile reconoció el trabajo de "nuestros productores, que pese a tener 18 provincias en emergencia y más de 6 millones de hectáreas bajo el agua, nos han entregado una cosecha récord de trigo y maíz y global", y los felicitó por ello.

Tecnología de punta. Por otra parte destacó que "somos modelo en el mundo", en alusión la alta tecnología agrícola y la siembra directa, aunque reconoció que "tenemos que hacer deberes como funcionarios, productores y miembros de esta sociedad, con respecto a las 800 millones de personas que hoy tienen hambre en el mundo".

"Tenemos que empezar a pensar que hoy hay un 30 por ciento de desperdicio de alimentos. En nuestro ministerio estamos trabajando en disminuir tamaña cantidad de desperdicios que tantos millones de hermanos en el mundo necesitan", alertó Buryaile e instó a trabajar en ello a todos los actores de la cadena alimenticia.

Por otra parte, Buryaile también consideró necesario adoptar tecnología, y aplicar "reglas de juego claras, mediante políticas internas y externas", dijo en alusión al rol del gobierno y su vínculo con el sector.

"Como productor agropecuario estoy convencido de que nadie cuida mejor la tierra que un productor agropecuario. Por una razón, no simplemente la heredamos de nuestros padres sino que se la pedimos prestada a nuestros hijos y es a ellos es a quienes se la tenemos que entregar de la mejor forma", concluyó.

Comentarios