Buscan superar el 20 % que se vendió para la campaña gruesa

La muestra ya lleva 23 ediciones. Comienza el 31 de mayo y se extiende hasta el 3 de junio en un establecimiento cercano a la localidad de Armstrong, en la provincia de Santa Fe. Vuelve a sonar la eficiencia, en todos los procesos productivos, como elemento fundamental para mejorar la sustentabilidad; aunque también para equilibrar los costos.

La mayoría de las empresas del sector agropecuario, coinciden que Agroactiva podría elevar las ventas del primer semestre, si los productores compran por encima del 20 % que promedió la campaña de siembra gruesa.

Esta semana, la gran vidriera del campo, juntará durante 4 días a todos los actores de la producción y dará el puntapié inicial de la campaña de granos finos, alentando las expectativas por el trigo, la tecnología disponible y varias novedades que venían aletargadas hace más de 10 años.

También será un escenario de balances, donde ya muchos analistas coinciden que luego de las pérdidas por el cambio climático, las inundaciones y el enorme caudal de lluvias que afecto a varias regiones de nuestro país, el escenario productivo ha logrado compensarse por los buenos rendimientos y la proyección favorable de los cultivos de maíz y soja.

Otros, vuelven a destacar al atraso cambiario y el encarecimiento de los fletes e insumos, como las grandes desestabilizadores de todas las zonas alejadas de los puertos. "En términos económicos, la campaña 2017 no se perfiló tan superior a la precedente, donde los insumos utilizados fueron muy baratos en dólares, a diferencia del marcado incremento que se viene registrando. Estamos viendo que después de marzo, las pedidos vienen cayendo porque vuelven a ser distinta la certidumbre que tenían muchos productores", resumió Horacio Carlachiani, gerente de la firma Ombú Máquinas Agrícolas.

Para este empresario, el sector transita por una época de verificación, que de a poco va definiendo como se sigue. "Por un lado, esa es la pregunta que se hace el productor, cada día. Por el otro, están las empresas comprometidas por altos picos de ventas que no son equilibrados. Es decir, si se mantienen, se va a necesitar incorporar tecnología para bajar los costos productivos, y al mismo tiempo, operarios para equilibrar los compromisos de entrega. La gran paradoja es no saber cómo manejar los tiempos y lograr eficiencia, frente a cargas previsionales elevadas, impuestos altos y poco personal disponible en el mercado", expreso Carlachiani.

Este año la muestra, redobla su apuesta a la ganadería, en un momento especial por el fuerte empuje de los compradores asiáticos. En este marco, los representantes del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), han visto en China a una auténtica locomotora de todos los mercados. Para muchos, la antesala de un comercio con más dinamismo no solo para los commodities, sino también para todo tipo de carnes y derivados. Hasta materias primas como el hierro y acero, que vienen duplicando sus ventas en lo que va del año.

GRANDES VENTAS. Un relevamiento de la zona, indica que –en el país- aún hay 700 empresas dedicadas a la maquinaria agrícola. Gran parte de estas firmas, se encuentran en la provincia de Santa Fe y están notando los beneficios de varias medidas políticas dictadas para una reactivación productiva.

En lo mediato, se ven buenas perspectivas para proveedores de agro partes y terminales. También se habla de inversiones cercanas a los 1100 millones de dólares en infraestructura y adecuaciones de fábricas, que podrían canalizarse entre lo que resta del año 2017 y todo el 2018.

Agroactiva, ya tomó el dato de las ventas de tractores y cosechadoras que sobre fines del 2016, alcanzarán las 4941 unidades, con una facturación cercana a los 5147 millones de pesos.

Argentina creció un 25 % en la de tractores, contra una caída del 17 % que tuvo Brasil. El dato muestra los vaivenes de la economía y la necesidad permanente de ajustes, que los productores agropecuarios de nuestro país, buscan por medio del recambio tecnológico.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec), la venta de maquinaria agrícola ha crecido un 73 %, en lo que va de los últimos 2 años.

Entre estos números, están las fábricas de sembradoras de Argentina, que alcanzaron llegar al 95 % de lo estipulado en sus ventas, y entre los implementos agrícolas, la producción local ascendió al 69 % de la facturación proyectada".

La facturación, que define la inversión en promoción de las empresas, creció 41,9 %, en relación a un buen año, como pudo ser el 2009.

Por su parte, las ventas de equipos importados, ascendió a 428 millones de pesos, con un alza de 53% en términos interanuales.

Todo un indicio, para una exposición que está acostumbrada a ser la anfitriona de los fierros del campo, desde el año 1995.

[Armstrong, String agro]

Comentarios