Argentina; más del 60 % de los habitantes no cree que el sector distribuirá su riqueza

El ex presidente de Coninagro, Carlos Garetto reconoció que la sociedad argentina, ha retomado el reclamo por las urgencias que están por encima del campo y aún hoy siguen vigentes, después de 9 años del conflicto entre la administración central del país y el sector.

Garetto, consideró que la inseguridad, economía, educación, falta de trabajo y la caída del salario, son los grandes problemas no resueltos y mientras no tengan una respuesta favorable, es muy difícil plantear tantos otros que tiene el sector agropecuario y no han podido ser abordados.

"Faltan procesos de integración y agregado de valor para mejorar la calidad de vida de todos los argentinos. Ahí, es donde la política debe estar orientada, junto a una fuente de generación de propuestas, que debe partir desde la dirigencia agropecuaria", dijo.

Asimismo, instó a que el agro persista en las políticas de Estado que necesita el sector, para acompañar las necesidades del país y sus habitantes.

"En la región de la leche, la carne y el pan no puede seguir habiendo pobreza y hambre. No es tan difícil, pasa por saber administrar los recursos y distribuir mejor la riqueza", enfatizó entendiendo las estadísticas actuales.

Por último, dijo creer en un Estado que plasme con coherencia hacia el futuro, reglas de juego sostenibles en el tiempo, con infraestructura apta para generar más riqueza. "Esta debe ser aprovechada en cada rincón del país y por cada argentino.

SOLO UN MOMENTO. Según este referente de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias, fue el pueblo quien decidió frenar un avasallamiento sin precedentes sobre el sector más dinámico de la economía del país. Es decir, sociedad entendió que se buscaba afectar a todas las cadenas productivas y el interior de país, sin ningún sentido. "Por eso acompaño, y vio como un desafío salir a manifestar este descontento", subrayó Garetto agregando que a partir del 2008, el campo comenzó a formar parte de la opinión pública.

"Actualmente, el centro de las decisiones políticas de nuestro país, se diagraman considerando al campo, porque ha nacido un nuevo vínculo con el poder y las definiciones hacia el desarrollo de la economía".

Lo que queda, más allá de la exposición del enorme potencial que tiene esta actividad para el país, es una división muy marcada entre la sociedad y otras actividades.

"Para el campo solo se atenuó uno de los puntos reclamados, que son las retenciones. Todavía sigue la polémica por otros", explicó Carlo Garetto instando a que el agro sea parte de la solución y no el problema de todos los desaciertos que tiene la Argentina.

[Venado Tuerto, String agro]

Comentarios