Ovación
Martes 19 de Julio de 2016

Campeonato Argentino: Santa Fe tuvo un buen inicio en el torneo

El seleccionado santafesino superó anoche a su similar misioneros por 87 a 56, en el encuentro que cerró la jornada inaugural de la Zona B.

El seleccionado santafesino superó anoche a su similar misioneros por 87 a 56, en el encuentro que cerró la jornada inaugural de la Zona B del Campeonato Argentino de mayores, que se disputó en el estadio de Firmat F.B.C.

Mauro Cosolito y Sebastián Uranga, ambos con 16 tantos lideraron el goleo del equipo que conduce Sebastián Saborido, mientras que en los misioneros, Lisandro Gómez marcó 11 y Juan Rojas aportó 10.

Quizás lo más importante es que en el duelo de apertura a los santafesinos no les pesó la localía y llegaron a buen puerto con cierta tranquilidad.

El equipo santafesino controló el juego durante todo el desarrollo y en ningún momento su victoria corrió peligro. Sin dudas el triunfo es muy importante ya que le permite al equipo local comenzar con buen pie la competencia nacional y además porque mostró un buen juego colectivo, lo que le da un fuerte impulso para encarar el duelo de esta noche, a partir de las 21 otra vez en Firmat, frente a su similar de Neuquén.

En el inicio sorprendieron los misioneros, pero rápidamente los de Saborido fueron encontrando la clave para empezar a generar juego en ofensiva y quebrar a los visitantes.

Más allá de los cambios de nombres, Santa Fe siguió manejando el juego y de a poco fue sacando una diferencia que terminó siendo indescontable.

Así, los santafesinos siguieron dando muestras de su protagonismo y de a poco fueron cerrando el juego para ir pensando en lo que viene, en un torneo que promete ser emocionante y muy parejo, por lo visto en la jornada inicial.

Triunfo santiagueño

En un partido emocionante, Santiago del Estero derrotó a Córdoba por un cerrado 62 a 60. En el elenco ganador hizo 17 puntos Enzo Ruiz y Penka Aguirre aportó 13 con 15 rebotes y 5 asistencias, mientras que en el elenco cordobés convirtió 14 Juan Ignacio Kelly.

Comentarios