Economía
Viernes 10 de Junio de 2016

Camioneros acató la conciliación, levantó el paro y se normaliza el suministro de combustibles

El paro por 48 horas se había lanzado en reclamo por un incremento salarial del 42 por ciento, y por una modificación en el impuesto a las Ganancias.

La rama de Combustibles del Sindicatos de Camioneros levantó hoy el paro de 48 horas al acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, aunque el rubro de Residuos se mantiene con retención de tareas, modalidad a la que podría sumarse el resto del gremio la próxima semana.
Luego de que se diera a conocer la conciliación, el dirigente de Camioneros, Sergio Jerez, afirmó que "los camiones van a salir de las plantas abastecedoras de combustibles", al tiempo que aseguró que "para esta noche debería normalizarse el suministro en todas las estaciones de servicios".
"Los camiones van a salir", dijo Jerez en declaraciones al canal TN desde Dock Sud, "los camiones tardan media hora en entrar a la planta y salir con la carga y media hora más hasta las estaciones de servicios".
Por su parte, el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, si bien admitió no haber recibido la notificación de la conciliación, indicó que la hubo "por diez días en la rama de Combustibles".
Sin embargo, en el resto de la ramas las protestas continúan y al respecto, indicó que en Residuos "se está trabajando a reglamento" y que en la próxima semana "seguramente otras ramas se van a sumar, posiblemente Caudales y Alimenticios".
El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación laboral obligatoria para que el sindicato de Camioneros "levante las medidas de fuerza" que hoy llegó a afectar el normal abastecimiento de combustible y la recolección de residuos.
Según se indicó, también se resolvió "realizar inspecciones en todos los lugares para proceder a la aplicación de las multas, conforme establece la Ley 25.212, cuando son incumplidas las normativas laborales vigentes".
A las cero hora del jueves, el sindicato que conducen Hugo y Pablo Moyano inició un paro por 48 horas en la distribución de combustibles en todo el país, a lo que le sumó desde las 21 una retención de tareas en la recolección de residuos, que afectaba principalmente a la Ciudad de Buenos Aires.
El reclamo es por un incremento salarial del 42 por ciento, y por una modificación en el impuesto a las Ganancias que, según Pablo Moyano, pagan "el 95 por ciento de los trabajadores" de ese gremio.
El jueves, en el inicio del paro en la distribución de combustibles, Pablo Moyano había desafiado al Gobierno para que dictara la conciliación obligatoria, dando a entender que no la acatarían.
"Les digo al ministro (de Trabajo, Jorge) Triaca, al jefe de Gabinete (Marcos) Peña que vengan a una asamblea de Camioneros y les digan a los compañeros que dictan una conciliación y que tienen que seguir pagando Ganancias", advirtió.
Como consecuencia de las protestas, automovilistas reportaron esta mañana la falta de combustibles en estaciones de la Capital Federal y el Conurbano.

Comentarios