El Mundo
Miércoles 22 de Junio de 2016

Cameron alertó que si Gran Bretaña abandona la UE "será irreversible"

El premier rogó a las generaciones mayores que piensen "en los sueños de sus hijos y nietos". El voto crucial de los laboristas.

El premier británico, David Cameron, alertó ayer a los británicos de la decisión "irreversible" que tomarán mañana en el referéndum sobre la permanencia o marcha del país de la Unión Europea (UE), cuyos resultados siguen esperándose muy ajustados, según las últimas encuestas. En un mensaje ofrecido delante de la residencia oficial de Downing Street y dirigido especialmente a las personas de su generación "y mayores", el político de 49 años pidió que se piense en las consecuencias para la gente joven. "Quiero dirigirme directamente a las personas de mi generación y mayores. Sé que la UE no es perfecta, créanme, entiendo esas frustraciones, pues las siento yo mismo. Por eso negociamos y mejoramos nuestro estatus especial: fuera del euro, manteniendo nuestras fronteras, excluidos de una mayor integración europea. Tenemos lo mejor de ambos mundos", aseguró e instó los más veteranos —más propensos al "Brexit"— a pensar "en sus hijos y nietos al votar". "La próxima generación tendrá que vivir con las consecuencias durante más tiempo que el resto de nosotros", dijo Cameron. "Es irreversible. Dejaremos Europa para siempre", señaló. A la misma idea hizo referencia el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, que advirtió de las consecuencias de una salida de la UE: "Quien se va, se va", dijo.

En un llamamiento a los votantes en el diario The Sun, Cameron prometió presionar a la UE para conseguir más reformas si hay una mayoría a favor de la permanencia en el bloque. En febrero, el premier ya negoció un paquete de reformas que según él daría a Gran Bretaña un "estatus especial" en la UE. "El Reino Unido estará en una posición muy mejorada (tras un voto a favor de permanecer", dijo Cameron en el diario, que es favorable al "Brexit".

Las últimas encuestas conocidas ayer siguen arrojando resultados muy ajustados y en diferentes sentidos. Según un estudio del instituto ORB para Daily Telegraph, el 53 por ciento de los votantes estaría a favor de seguir en la UE, mientras que el 46 por ciento querría la salida del bloque, cambiando la preferencia respecto a una consulta anterior realizada antes de que el 15 de junio muriese asesinada la diputada laborista Jo Cox, contraria al "Brexit". Sin embargo, el sondeo publicado ayer por el Instituto YouGov sigue dando una ventaja ajustada a los partidarios del "Brexit", con un 44 por ciento frente a un 42 por ciento y un 9 por ciento de indecisos.

Por su parte, el líder laborista, Jeremy Corbyn, centró su mensaje en los derechos de los trabajadores, y aseguró que una eventual victoria del "Brexit" en el referéndum europeo puede arriesgar la economía del Reino Unido y también los derechos laborales. En un llamamiento a sus seguidores, Corbyn señaló que el bloque de los 28 protegerá los puestos de trabajo e insistió en que esta votación determinará la futura prosperidad de los británicos. "Las próximas horas determinarán el futuro del Reino Unido", afirmó el político, y consideró que la pregunta crucial para sufragar será: "¿Qué es lo mejor para el trabajo en el Reino Unido, para los derechos laborales y nuestra futura prosperidad?". "El 23 de junio afrontamos una opción. ¿Nos quedamos para proteger el empleo y la prosperidad del Reino Unido, que depende del comercio en Europa, o damos un paso hacia un futuro desconocido si salimos?", se preguntó el líder de la oposición, quien en el pasado fue un fuerte crítico del bloque europeo. El respaldo de los laboristas es visto por la campaña por la permanencia como crucial para ganar en el plebiscito, dada la profunda división que hay en el Partido Conservador de Cameron, entre los que piden quedarse en la UE y los que respaldan el "Brexit".

El debate siguió también en clave económica: el conocido inversor estadounidense George Soros advirtió de que la salida del Reino Unido tendría graves consecuencias, por ejemplo una fuerte caída de la libra esterlina. La consecuencia sería un "viernes negro", dijo. "Demasiada gente cree que votar a favor de salir de la UE no tendrá efecto en sus finanzas personales. Eso es una ilusión", advirtió el inversor.

Preocupación en Oxford

En una carta abierta, vicerrectores de casi todas las instituciones educativas superiores británicas admitieron estar "preocupados" por un eventual triunfo del "Brexit". Las universidades del país, entre ellas Oxford y Cambridge, generan más de 73.000 millones de libras (94.876 millones de euros) para la economía inglesa, de las cuales 3.700 millones de libras (4.800 millones de euros) proceden de estudiantes llegados de países del bloque comunitario.

Comentarios