Edición Impresa
Sábado 20 de Julio de 2013

Cambios en los profesorados: lo que dejó la evaluación provincial y lo que viene

La directora de Educación Superior, Irene López, dice que este año se discutirá la formación docente del secundario

Las jóvenes que quieran ser maestras de primaria o nivel inicial ya no tendrán que pasar obligadamente por clases de yoga, cocina catalana o tango, como ocurrió en los últimos cuatro años. En charla con LaCapital, la directora provincial de Educación Superior de la provincia, Irene López, habla de los cambios que se están dando en estos profesorados, a partir de que fueron evaluados en su marcha. Y anticipa que este año se comenzarán a debatir los nuevos planes para los que se preparan para enseñar en el secundario. "Serán con participación de los institutos", afirma.

Entre 2009 y 2012, la provincia de Santa Fe aplicó nuevos planes de estudio para los que se forman para ser maestros de primaria o de nivel inicial. Entre esas novedades llegaron las llamadas cátedras experimentales, que integraron los espacios de itinerarios por el mundo de la cultura, movimiento y cuerpo y los talleres de producción pedagógica. Bastante dieron que hablar cada uno, en particular porque no fueron pocos los que no les encontraron fundamentos a asistir en forma obligada a clases de aquagym, tela o salsa, y sobre todo a la sobrecarga horaria (dada a contraturno de las demás materias), y que significó que muchos abandonaran.

Evaluaciones. Entre septiembre y diciembre del año pasado, estos planes fueron evaluados a través de una prueba del Instituto Nacional de Formación Docente (Infod) y por el Ministerio de Educación de la provincia. Los resultados no fueron los mejores y tardaron en darse a conocer. Tanto es así que a principio de este año, se suspendió la aplicación de estas cátedras en los profesorados. Luego de un proceso de autoevaluación, más las pruebas tomadas el año anterior, se decidió arrancar con algunas modificaciones. Estas decisiones quedaron plasmadas en una resolución (Nº 1134, del 5 de julio pasado) que ahora sirve de horizonte para organizar el rumbo final de estos planes. En esta misma norma se reconoce que de las dos evaluaciones se obtuvieron "informes que recomiendan la necesidad de proceder a la modificación de los mismos (diseños curriculares), alcanzado también a estos espacios innovadores" (cátedras experimentales).

La profesora Irene López asumió el 10 de abril pasado la dirección provincial de Educación Superior, un cargo al que muchos les esquivaron por ser el que más críticas cosechó —junto con el de nivel secundario— desde que la ex ministra de Educación, Elida Rasino, asumió la cartera educativa santafesina en 2007 y hasta 2011; además del corto período de su sucesora, Letizia Mengarelli.

En una extensa charla con este medio, López subraya una y otra vez que la meta que impulsa la actual ministra Claudia Balagué es —además de encarar estos cambios de diseños— recuperar las funciones de capacitación y de investigación de los institutos de educación superior.

—Si bien son conocidos los malos resultados de estos diseños, ¿por qué hubo tanta demora en difundirlos públicamente?

—Los resultados de la prueba provincial son muy similares a los de la nacional. Primero remitimos los del Infod porque tiene visos de objetividad, en el sentido de que es un instrumento igual para todas las jurisdicciones. El otro (la prueba provincial) es un instrumento que ha sido interpelado desde los institutos y por quienes estaban a cargo de esos espacios. Se le criticó la amplitud de respuestas posibles, también la construcción del instrumento no sólo del desarrollo. Por eso comenzamos por dar a conocer el del Infod, pero el otro también lo daremos a conocer.

—¿Cuál fue la respuesta general a la aplicación de las cátedras experimentales?

—Y hubo distinto grado de interpelecación sobre cada una. Los itinerarios (por el mundo de la cultura) son los más cuestionados, no sólo en su operatividad sino en sus fundamentos. Más allá de las apropiaciones culturales que cada estudiante haya hecho, hasta se cuestionó si se trataba de una apropiación cultural. Pienso que lo no se pudo realizar es un proceso de síntesis y reflexión sobre lo que impactó en cada uno de los estudiantes, esa apropiación personal. No había un espacio para reflexionar sobre este impacto.

—Este año estos espacios se aplican con cambios, ¿qué pasará el que viene?

—La resolución (Nº 1134) habla del mientras tanto, porque estamos en este momento involucrados en una reformulación de los dos diseños (primaria e inicial) que atienda a lo que apareció como pedido en las evaluaciones. Y tenemos el compromiso de contar con los borradores preliminares a un plazo no demasiado largo. Con el Infod ese compromiso es para antes de fin de año, para que sean aprobados definitivamente.

—Si bien la aplicación de estas cátedras experimentales no es responsabilidad suya (asumió en abril de este año), muchas de las críticas de estudiantes y profesores pasan por considerar que expulsaron a los alumnos de los profesorados, por la carga horaria obligatoria y a contraturno que representaron. ¿En algún momento se ha evaluado en el Ministerio algún pedido de disculpas públicas a estos chicos que quedaron en el camino?

—La verdad es que nunca lo pensamos con ese formato. Pero sí en las reuniones que he tenido con varios centros de estudiantes de Santa Fe y Rosario, reuniones en las que en muchas ocasiones escuché esto de la pérdida de matrícula, les propuse hacer un trabajo al interior de las instituciones. Porque con el sistema informático que tenemos en la provincia podemos detectar fácilmente estas trayectorias truncas. Me parece que es importante trabajar no sólo con los institutos sino comprometiendo a los estudiantes; casi como un "Vuelvo a estudiar" para buscar a quienes se han detenido por las causas que fueran.

Lo que viene.

—¿Cómo sigue el proceso de cambios en los profesorados destinados al secundario?

—Vamos a tomar 8 disciplinas para las cuales ya tenemos un equipo trabajando. Son matemática, física, química, biología, historia, geografía , lengua y lengua extranjera. Será con participación de los institutos, y seguramente sumaremos —lo han pedido así los directivos de los institutos— a las demás disciplinas para aprovechar este trabajo con todos los diseños en la provincia. Esto a pesar de que la obligación la tenemos con esas 8 disciplinas, además de los diseños de especial, artística y educación física.

—¿Cómo se trabajará?

—En esto lo que sugiere y casi indica Nación es que el campo de formación general sea común a todas las formaciones docentes, lo cual habla de una lógica jurisdiccional de política educativa, porque si uno imagina un docente lo hace para todos los niveles. Entonces aunque también se le dará lectura, para el secundario ya tendríamos el campo de la formación general avanzado. Queda el trabajo más complejo y más duro, que es el de la disciplina, el de la formación específica y el de la práctica. Después del receso y los exámenes, comenzaremos con la reformulación de los niveles de primaria y de inicial, y probablemente ya antes de septiembre estemos trabajando con una primera jornada. Evaluamos que fácilmente serán tres las jornadas de trabajo con los institutos.

Comentarios