Edición Impresa
Martes 23 de Diciembre de 2014

Cambiaron, ojalá sea para bien

La pretemporada será clave para que tanto el Chacho como el Tolo preparen a sus equipos a gusto y con consistencia para intentar ser protagonistas desde el debut del 15 de febrero.

Cambiar y dar de nuevo. Lo hizo Central, con la partida de Russo y la llegada de Coudet. También Newell’s, con el arribo de Gallego en lugar de Raggio. Seguramente no serán sólo variantes de nombres, en lo futbolístico también se verán nuevas estructuras de juego y otras caras, por los refuerzos y las partidas. A esto se lo verá en el maratónico torneo de 30 fechas. Aquel del viejo estilo, en el que suelen cortarse los candidatos a mitad de campeonato. Por eso será importante el arranque, para llegar bien parado a esa instancia. Entonces, la pretemporada será clave para que tanto el Chacho como el Tolo preparen a sus equipos a gusto y con consistencia para intentar ser protagonistas desde el debut del 15 de febrero, los auriazules en cancha de Racing y los rojinegros como anfitriones de Independiente. Claro que la expectativa debe enfocarse a todo el torneo y no solamente a esos dos clásicos dispuestos precisamente para más allá de mitad de torneo, porque recién se jugarán en las fechas 18 (en el Coloso, el 19 de julio tras el parate por la Copa América) y 24 (en el Gigante, el 13 de septiembre tras una fecha Fifa). Obvio, no será nada sencillo lucir el traje de candidato, pero tampoco los equipos rosarinos pelearán con temor por el promedio del descenso. Entonces, ambos DT podrán asumir riesgos y con ellos pueden llegar buenos resultados. Ojalá.

Comentarios