Economía
Martes 14 de Junio de 2016

Calzado: cierra una planta en San Luis por la ola importadora

Unos 200 trabajadores de la fábrica de insumos de calzado deportivo Herzo, en San Luis, quedarán sin trabajo desde agosto próximo.

Unos 200 trabajadores de la fábrica de insumos de calzado deportivo Herzo, en San Luis, quedarán sin trabajo desde agosto próximo. Es por la caída en ventas que tuvieron como consecuencia de la apertura de importaciones. Así lo anunciaron ayer los dueños de esa pyme, que es proveedora de la empresa de indumentaria deportiva alemana Puma.

Ubicada hace 30 años en Concarán, la planta llegó a producir 1.400 pares de zapatillas por día y a ensamblar otros 1.600 pares.

Marcelo Iglesias, apoderado de Herzo, explicó que se hace "bastante difícil competir ante los productos de China y Brasil", donde hay salarios más bajos. Advirtió que "las importaciones que se abrieron a partir de diciembre" próximo afectaron en forma considerable a la empresa, ya que la compañía Puma decidió importar los productos desde esos dos países.

Afirmó que la compañía indemnizará a todos los empleados y aclaró que la empresa "no tiene ningún problema financiero, sólo le falta trabajo".

Comentarios