Economía
Martes 20 de Septiembre de 2016

Calvo alertó sobre el impacto de shocks externos

El economista Guillermo Calvo advirtió ayer que, en un contexto global "complejo", hay que estar listo para "esperar shocks que vengan de afuera".

El economista Guillermo Calvo advirtió ayer que, en un contexto global "complejo", hay que estar listo para "esperar shocks que vengan de afuera". El economista que se hizo famoso por predecir el efecto Tequila en 1994 habló en las Jornadas Monetarias y Bancarias organizadas por el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Si bien apoyó la pelea que las actuales autoridades monetarias del país dan contra la inflación, señaló que en los países del Hemisferio Norte el combate es contra la deflación.

"Europa y los Estados Unidos no están logrando salir de la crisis, y hay dificultad para reactivar el crédito porque las medidas que se aplican para ello no son efectivas; el Norte no está logrando salir o está saliendo muy lentamente de sus problemas", indicó Calvo.

Tras comentar que "Suecia tiene tasa de interés negativa para los depósitos" para desincentivar el ahorro, Calvo destacó que "la emisión no necesariamente ayuda al mercado de crédito" y que "los europeos tienen problemas para reactivar el crédito", mientras que en los Estados Unidos "ha caído la demanda de dinero".

El experto advirtió que "no está claro por dónde va a seguir todo esto" de la crisis en Europa y los Estados Unidos, y subrayó que "la cuestión política y los personajes que están saliendo últimamente no hacen fácil que se pueda conseguir una salida".

Calvo señaló que en el Hemisferio Norte puntualizó que "los bancos están con un flor de problema que es difícil arreglarlo con medidas políticas".

El economista indicó que las entidades bancarias "no pudieron reactivar el crédito y no es fácil encontrar instrumentos para hacerlo", y añadió que "los factores de productividad se aplanaron".

"Entonces se empieza a hablar de proteccionismo y de modificar el tipo de cambio", destacó Calvo, quien precisó que "si Europa devalúa el euro le hace daño a Estados Unidos y si Estados Unidos devalúa el dólar, le hace daño a Europa".

En consecuencia, sostuvo que "el contexto global es complejo y no se está entendiendo" y afirmó que "hay que estar listo para esperar un shock que venga de afuera".

El economista advirtió que en los países emergentes "hay que contemplar las corridas (cambiarias) a la hora de tomar algunos modelos de países que no la contemplan".


Comentarios