Escenario
Sábado 08 de Octubre de 2016

"Calígula", en la versión de un elenco rosarino

El grupo D'esenchufa2 muestra desde hoy su puesta de la comedia musical de pepe cibrián en la sala Apur.

El emperador romano Calígula pasó a la historia como uno de los más polémicos del Imperio. Fue llevado al cine en varias oportunidades, la más célebre, en una versión de Tinto Brass con Malcolm McDowell, Peter O'Toole y Helen Mirren, y guión de Gore Vidal, y también a la literatura de la mano de Albert Camus. En 1983 fue el turno de Pepe Cibrián Campoy de dar su versión en formato de comedia musical. Ahora, la directora rosarina Gabriela Romero retoma aquella propuesta con la que Cibrián impactó en el año en que se recuperó la democracia. El resultado lo mostrará hoy, y todos los sábados de octubre, a las 21.30, en la sala Apur (Córdoba 2971).

   Romero, al frente del grupo D'Esenchufa2, completa también como actriz un grupo de catorce artistas en escena encabezado por Gustavo Papaane, en el rol de Calígula; Claudio Márquez, como Claudio, tío de Calígula, y la propia directora como Drusila, la hermana incestuosa del emperador. También actúan Ricardo Martínez, Leo Martín, Lucas Rodríguez, Nadia Juárez, Jorgelina Olivero, Rodrigo Peyronel, Andy Castrelo, Marcelo Debailleux, Naylea Campagna, Romina Giménez y Lucho González.

   Para el programa de mano, Romero eligió reproducir parte del que se usó en el estreno original. Allí se menciona, luego de aclarar que las fuentes históricas son escasas, que "Roma fue durante el Imperio una República gobernada por un autócrata y donde el senado pasó a jugar un rol secundario y decorativo, dispuesto a satisfacer todos los deseos de su emperador".

   A partir de esa idea, Romero reconstruye no solo la historia del que llama "el peor de todos" los césares, sino que además destaca que la pieza suma partes con texto a los pasajes con las canciones originales, en un trabajo de aproximadamente dos horas. "Creo que Calígula fue muy perverso, porque fue el peor de todos. Siempre me llamó la atención", reveló.

   Romero se define como "fanática" de "Calígula". "La obra me parece transgresora. Es atemporal, no tiene un vestuario definido, tiene un fuerte mensaje político. La música es muy linda y además tiene texto. Es una de las pocas comedias musicales que conozco que tiene texto", recordó.

   Para explicar su idea sobre el mensaje político y la crítica "generalizada" al poder que subyace en la propuesta, la directora citó un fragmento de una de las canciones. "«Porque todo es lo mismo, porque todo vuelve a empezar», dice la canción. Es como que se va uno, viene otro y el pueblo sigue sufriendo y siempre es lo mismo", sostuvo.

   Romero dijo que "Calígula" incluyó "un mensaje muy fuerte" por la fecha de su estreno, ocurrida al tiempo de reinstaurarse la democracia en Argentina. En ese sentido aclaró que, visto desde la actualidad, la trama tiene matices. "El mensaje político está enfocado en Calígula, el emperador, que hacía lo que quería, era otra época, y ahora me parece que no es tan así".

Sin embargo, en referencia a la cita del programa de mano, donde se menciona la "autocracia" del emperador, mencionó la identificación que puede observar el espectador en la actualidad. "Se pueden sentir identificados porque para mí la autocracia del emperador tiene que ver con lo que pasa en este momento, porque uno está siempre igual y espera algo de alguien del poder y no pasa. Es como que prometen y después no pasa nada", completó.


Comentarios