Edición Impresa
Sábado 20 de Marzo de 2010

Cada vez más se valoriza el dominio de la lengua de señas

Para "comunicarse mejor" o por "necesidad", cada vez más personas aprenden Lengua de Señas Argentina (LSA). El Círculo Social y Deportivo de Sordos de Rosario imparte desde hace 15 años su enseñanza oficial. Actualmente suma a más 170 alumnos, la mayoría son estudiantes universitarios o de los profesorados, pero no faltan profesionales y hasta dos policías que ven cada vez más necesario sumar esta lengua a todos los ámbitos.

Para "comunicarse mejor" o por "necesidad", cada vez más personas aprenden Lengua de Señas Argentina (LSA). El Círculo Social y Deportivo de Sordos de Rosario imparte desde hace 15 años su enseñanza oficial. Actualmente suma a más 170 alumnos, la mayoría son estudiantes universitarios o de los profesorados, pero no faltan profesionales y hasta dos policías que ven cada vez más necesario sumar esta lengua a todos los ámbitos.

Marcela Bochut es mamá de un joven sordo de 25 años, que terminó el secundario y trabaja. Cuenta que es el segundo año que asiste a estos cursos. "Antes sólo se oralizaba a los sordos, ahora es reconocida que ésta (por la LSA) también es su lengua", dice. Para Analía Rojo, profesora de educación física, las razones pasan por "una necesidad docente". También lo es para Ivana Benovich, profesora de discapacitados mentales, que define a este aprendizaje como "una herramienta".

Los cursos de LSA se dictan en Rioja 2771 y fueron iniciados por Juan Klioris hace 15 años. Se dan tanto por la mañana como por la tarde y abarcan 4 niveles de aprendizaje. Hoy suman más de 170 alumnos. Las clases sostienen financieramente a la institución, que además ofrece un espacio de encuentro para la comunidad sorda.

"Pedimos desde hace tiempo la casa propia —la actual es alquilada— a la Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas Discapacitadas (Conadis)", indica Hugo Schreier, profesor intérprete del Círculo.

Dos instructoras de sordos que participan del dictado de los cursos, Romina Bártola y Gisela Guida, explican que de los alumnos que aprenden LSA, "la mayoría son estudiantes universitarios y de los profesorados, y que además hay profesionales y hasta dos policías que ven el aprendizaje de esta lengua algo cada vez más necesario en sus trabajos".

Los profesores resaltan que desde la institución "se trabaja para que se tome conciencia que la LSA es necesaria en todos los ámbitos". La LSA es una lengua visual y gestual utilizada por la mayor parte de la comunidad sorda del país. Si bien hasta un tiempo se negaba su condición de lengua, diversas investigaciones demostraron que lo es.

Más informes en Rioja 2771, teléfono 4486222, email: circulosordosrosario@hotmail.com o bien visitar la página www.circulodesordos.com.ar

 

Comentarios