El Mundo
Domingo 27 de Noviembre de 2016

"Cada joven alfabetizado en las cárceles de Rosario lleva el espíritu de Fidel"

Rosarinos de la Multisectorial de Solidaridad con Cuba y dos jóvenes cubanos dan sus testimonios sobre el fallecido líder político.

La noticia de la muerte de Fidel encontró a los rosarinos de la Multisectorial de Solidaridad por Cuba en un congreso en Capital Federal y les cambió la madrugada. Por lo pronto, convocan el martes 29, a las 18, en el Monumento, para sincronizar con el homenaje internacional que se realizará ese día.

    El miembro del Partido Comunista y coordinador de la Multisectorial, Norberto "Champa" Galiotti, estaba en Buenos Aires para participar de un encuentro nacional de solidaridad con Cuba y el XXVI congreso del Partido Comunista de Argentina. La noticia les llegó desde la embajada de Cuba y cambió el eje de las reuniones que quedaron "bajo la advocación" del líder. "Sería muy difícil hacer un balance de la vida de este hombre de la humanidad, de este revolucionario, nos va a llevar mucho tiempo ver la magnitud de la obra que encabezó", dijo Galiotti.

Y enumeró: "compromiso con los humildes y necesidad de construir un mundo mejor, que pensó y soñó socialista, sin abandonar la militancia", que siguen vigentes en ahora de "post verdad, una figura extraña como fase actual del capitalismo, y que consiste en construir y divulgar mentiras con base en las redes sociales".

   En su opinión, si hay un rasgo de trazo en la personalidad de Fidel, es la firmeza en sus convicciones. Además de la capacidad poco frecuente de unir "a todo el pueblo y sus organizaciones populares en un proyecto de transformación profundo". Para Galiotti, entre los rosarinos Cuba tiene "una valoración alta en general, en salud, educación, baja tasa de mortalidad infantil y femicidios, a pesar de la incidencia de los grandes medios de hacer conocer un aspecto parcial de la vida de ese pueblo".

  Para el coordinador de alfabetización de la Multisectorial, Guillermo Cabruja, cada joven alfabetizado en las cárceles de Rosario, "lleva el espíritu y la obra de Fidel, porque fue quien lo pensó para los excluidos de nuestra Latinoamérica". En 1993, cuando el líder encarga el programa Yo Si Puedo, destinado a los adultos, Cuba no tenía analfabetos pero lo hizo "específicamente para la solidaridad internacional.Ya llevan 80 jóvenes alfabetizados.

Desde Buenos Aires, habló Lindolfo Lide Bertinat, rosarino que tuvo la última charla con el Che Guevara en 1964 y que integra la "Solidaridad con Cuba" desde la época en que "se luchaba en las montañas, antes que triunfara la revolución", aseguró. Para Bertinat "es muy difícil decir lo que significa Fidel para Latinoamérica y la humanidad". Dos meses atrás estuvo en Cuba presentando el libro "Entre mandarinas y tumbas", que los alfabetizados en las cárceles de Rosario le dedicaron a Fidel. "Fidel lo destacó como uno de los regalos más importantes que había recibido, eso refleja la sensibilidad que tenía sobre el tema", contó el abogado. Según Bertinat, lo que encierra la vida de Fidel es "que la gente no sea pobre, que no sea analfabeta, que vivan mejor todos los pueblos del mundo y sean liberados". Y dijo que en Cuba "están aseguradas las libertades individuales, tal vez medidas en forma distintas a como lo hacemos nosotros, es muy relativo, acá también hay restricciones como las posibilidades económicas que tiene cada uno", aseguró.

Comentarios