La Región
Miércoles 23 de Noviembre de 2016

Buscan soluciones para la crisis de la empresa de herramientas Bahco

Los 200 trabajadores de la planta de Santo Tomé podrían ser licenciados sin goce de haberes antes de fin de año.

Todas las expectativas para evitar que los más de 200 trabajadores de la metalúrgica Bahco —tradicional firma santafesina dedicada a la fabricación de herramientas de trabajo con su complejo instalado en la ciudad de Santo Tomé— sean licenciados sin goce de haberes antes de fin de año, están centradas en la reunión que pasado mañana mantendrá en Rosario el ministro de la Producción, Luis Contigiani, quien buscará revertir la situación con uno de los principales directivos del grupo multinacional SNA Europe, dueño de la empresa, que viajará especialmente a esta ciudad.

Argumentando la pérdida de un 30 por ciento en sus ventas y el incremento del ingreso de herramientas chinas a precios más bajos que los costos que tiene Bahco, sus directivos formalizaron el viernes pasado ante el Ministerio de Trabajo provincial los trámites solicitando la apertura de un proceso preventivo de crisis.

Ese recurso permite a las empresas adoptar medidas extraordinarias que de otros modo no podría ellos obligar a su personal a tomar 15 días de licencia sin pago alguno antes de fin de año. Antonio Caló, directivo de Unión Obrera Metalúrgica (UOM), estaba ayer realizando gestiones con la empresa en tanto otros dirigentes buscaban llegar al gobierno nacional para indagar sobre alguna clase de ayuda, ya sea un subsidio o alguna otra medida, que permita a la empresa superar esta coyuntura de estrepitosa caída de las ventas.

Sindicalistas y delegados gremiales temen que si el recurso preventivo de crisis prospera, la empresa resuelva despedir personal más adelante si no se recuperan ventas, situación que en el horizonte cercano no se vislumbra posible.

"Queremos que la Nación le dé una mano a la empresa (con un subsidio) para que pueda acomodar su situación y evitemos la suspensión. También, pensamos que el gobierno nacional debería proteger a la producción nacional. No podemos volver a la década del 90", se quejó ayer en Santa Fe el secretario de actas del gremio al arribar desde Buenos Aires y reunirse con los empleados.

Zozobra. Entre las 200 familias que viven de Bahco reina una angustiante zozobra. "Estamos sobre de fin de año y no queremos tener que sentarnos a la mesa con nuestras familias a llorar porque hemos quedado en la calle o existe la firme posibilidad de que eso le pase a algunos o a todos nosotros", dijo a La Capital un empleado de la firma.

La decisión de Bahco sorprendió este lunes a la opinión pública y en el Ministerio de Trabajo confirmaron que el ministro Julio Genesini se encontraba estudiando la documentación presentada por la firma al formalizar el Procedimiento Preventivo de Crisis y confirmó que comunicó la intención de licenciar al personal durante dos semanas sin resarcimiento económico alguno.

El viceministro de Trabajo de la provincia, Leonardo Panozzo, quien ayer confirmó que la empresa Bahco presentó en esa cartera el pedido de proceso preventivo de crisis, aunque no reveló cuando tiene pensado licenciar al personal —como dicen los delegados gremiales que se le comunicó de parte de los directivos de la firma— reveló un dato inquietante que, aunque ajeno a caso específico, pinta una situación provincial que hasta ahora había pasado desapercibida.

Dijo Panozzo que hay actualmente 111 empresas, todas Pymes —es decir sin llegar a tener la magnitud de Bahco— con procesos complicados de subsistencia, por la cual sus empleados han resignado salarios u otras conquistas para evitar licencias o despidos.

Comentarios