La ciudad
Lunes 01 de Agosto de 2016

Buscan rescatar la consola de las calderas

Durante la mañana de hoy comenzará la remoción de escombros de los fondos del laboratorio Apolo, donde el 27 de junio voló una caldera dejando un herido grave y una decena de viviendas dañadas. Los peritos intentarán rescatar la consola de mando de la caldera, que podría dar pistas sobre cómo se inició el siniestro.

Durante la mañana de hoy comenzará la remoción de escombros de los fondos del laboratorio Apolo, donde el 27 de junio voló una caldera dejando un herido grave y una decena de viviendas dañadas. Los peritos intentarán rescatar la consola de mando de la caldera, que podría dar pistas sobre cómo se inició el siniestro.

El fiscal a cargo de la investigación, Walter Jurado, autorizó los trabajos en la zona del pasaje Drumond.

Personal de Defensa Civil estará al frente de las tareas que empezarán hoy temprano. Una grúa pluma será la encargada de mover la caldera siniestrada que, dado su tamaño y las dificultades que presenta su traslado, será peritada en el lugar por especialistas de la Universidad Nacional de Rosario.

Los expertos se encargarán también de determinar si se hallan también otros instrumentos que puedan aportar información sobre lo sucedido esa fatídica madrugada del lunes 27.

Con esos elementos, más los informes solicitados a distintos organismos públicos y los relatos de testigos, el fiscal determinará si corresponde imputar a una o más personas que podrían ser potencialmente responsables del siniestro.

La explosión de la caldera del laboratorio dejó a Carlos Sánchez, un chofer de colectivos de 58 años, gravemente herido, con múltiples fracturas y gran parte del cuerpo quemado. Además, convirtió a dos propiedades linderas a los fondos de la planta en escombros y provocó daños en otras diez viviendas.

Las primeras pericias, realizadas por el personal de Bomberos, apuntan a una falla en el sistema que controla la presión de las calderas como desencadenante del siniestro.

Comentarios