La ciudad
Jueves 29 de Septiembre de 2016

Buscan que no haya corrimiento del delito

El intendente de Funes, Diego Barreto, anunció ayer que la intención del gobierno nacional para el nuevo desembarco de las fuerzas federales en Santa Fe es evitar que haya un corrimiento del delito de grandes ciudades a pequeñas localidades.

"La idea es hacer un trabajo fuerte contra la inseguridad en Rosario y reforzar las ciudades de los alrededores, porque hay un corrimiento de delito cuando las fuerzas federales llegan a una ciudad como Rosario o Santa Fe, y los delincuentes se trasladan a otras ciudades más pequeñas", dijo por La Ocho.

El jefe comunal de Funes ratificó que en la localidad que gobierna cumplirán distintas funciones 30 efectivos de Gendarmería, pero que en total se alojarán doscientos que se distribuirán entre Rosario y otras localidades. "Unos 30 gendarmes quedarán en forma permanente en Funes y el resto se distribuirán en Funes y otras localidades. En Funes, el municipio construyó un destacamento, lo hemos reacondicionado en los últimos días sabiendo de este arribo. Los vecinos tienen mucha alegría con esta noticia", confió.Barreto sostuvo que la tarea que los gendarmes harán en Funes será "la de patrullaje y de inteligencia. Primero harán un trabajo de control y prevención, y después también de inteligencia. A medida que pasen los días, las tareas van a ser más específicas. Hoy ya están patrullando los diferentes barrios de Funes y realizando los controles".

Barreto reconoció que "como en toda localidad mediana del país, en los últimos años se ha incrementado mucho el delito en Funes. Desde que asumimos en diciembre hicimos hincapié en este tema. La gente que eligió vivir acá buscaba tranquilidad y este problema se estaba complicando. Realizamos un esfuerzo enorme y hemos logrado bajar un 40 por ciento las denuncias", agregó.

Comentarios