Edición Impresa
Sábado 07 de Marzo de 2009

Buscan conocer el número de universitarios con discapacidad

La integración de las personas con discapacidad es una meta presente en las universidades, donde son pocos los jóvenes con capacidades diferentes que ingresan al nivel superior. Ante la ausencia de datos precisos, la UNR incluyó un núcleo de preguntas en los formularios de inscripción, a fin de relevar la cantidad de estudiantes con discapacidad que cursan en las facultades.

La integración de las personas con discapacidad es una meta presente en las universidades, donde son pocos los jóvenes con capacidades diferentes que ingresan al nivel superior. Ante la ausencia de datos precisos, la Universidad Nacional de Rosario (UNR) incluyó un núcleo de preguntas en los formularios de inscripción, a fin de relevar la cantidad de estudiantes con discapacidad que cursan en las facultades.

El objetivo de la propuesta es conocer el universo de personas que acceden a la Universidad, para identificar sus demandas y facilitarles los planes de becas y otros servicios que ofrece la UNR.

Si bien la idea había sido anunciada hace cuatro años, recién ahora logró concretarse, de manera tal que para mediados de año prometen que estarán procesados los datos. Se trata de preguntas introducidas en el formulario SUR que los ingresantes deben completar para anotarse en la Universidad. La consulta pide a los ingresantes declarar si tienen algún tipo de discapacidad, de qué tipo, y si cuentan con certificado médico de la misma. Pero además, la intención es conocer y prestarle atención a las necesidades de estos jóvenes.

Años atrás, un grupo de estudiantes nucleados en la Comisión Universitaria sobre Discapacidad de Rosario (Cundir) había relevado parte de esta población en las facultades, tarea que acompañaron con la presentación de proyectos que atendiesen las necesidades prioritarias de los estudiantes con necesidades especiales.

La escucha es para Juan Zapata un elemento central en el trabajo cotidiano de apuntalar el ingreso y la permanencia de los jóvenes universitarios con dificultades motrices, visuales o auditivas. Responsable del Area de Integración e Inclusión para las Personas con Discapacidad de la UNR, Zapata entiende que es necesario "convocar a los actores universitarios que tengan discapacidad y que están trabajando con temas puntuales".

Tarea conjunta

En tren de aunar esfuerzos y coordinar acciones, el responsable del área —que depende de la Secretaría de Extensión— apunta que la intención para 2009 es organizar una comisión universitaria, de la que participen miembros de las doce facultades, las cinco secretarías de la UNR directamente ligadas al tema (Académica, Acción Social, Estudiantil, Extensión y Política Edilicia), además de los gremios docentes, no docentes y representantes de los estudiantes.

Zapata agrega que desde este año la UNR participa oficialmente de la Comisión Interuniversitaria de Discapacidad y Derechos Humanos, un organismo nacional que a mediados de año realizará una de sus tres reuniones anuales en Rosario.

Si bien rescata que en los últimos años el tema de la discapacidad está más presente en la agenda social, aún es una cuestión que debe profundizarse en la formación universitaria. "Habría que preguntarse si en la currícula de arquitectura se habla de este tema, o ver cuántos profesionales del derecho manejan las leyes de discapacidad", reflexiona Zapata.

Comentarios