Ovación
Miércoles 27 de Julio de 2016

Boxeo: Es tiempo de revancha

La rosarina Bustos pelea el sábado con la campeona mundial Farías en Rosario. En 2012 no le pudo ganar.

"Esta revancha hace tres años que la estoy esperando", dice Victoria Bustos, "contenta" por reencontrare en un ring con Erica Farías. La Leona Rosarina intentará arrebatarle el cinturón mundial superligero CMB en el festival del sábado de Sportivo América, con el recuerdo latente del primer antecedente entre ambas, también por la corona, en pelea que perdió por puntos.

Campeona ligero OMB, la rosarina (15 peleas ganadas y 3 perdidas) saltó una categoría para cruzarse nuevamente con la Pantera Farías (22 victorias, con 10 nocauts, y un traspié). "Me siento muy bien en 63,5 kilogramos. No me quita velocidad ni me siento pesada", asegura la boxeadora de 27 años, antes de recordar el combate que con Farías, en noviembre de 2012, en la localidad bonaerense de San Fernando.

"Combatí con ella cuando yo tenía sólo 6 peleas. Fui también como retadora al título. La pelea fue dura y pareja, aunque perdí. Ahora tengo un poco más experiencia y estoy mejor parada", señala Bustos, protagonista de un hecho inédito en Rosario: dos campeonas mundiales pelearán entre sí por primera vez en un ring local.

Si bien las dos tienen títulos mundiales, el que estará en juego es el que posee la porteña Farías, de 32 años. Para Bustos, acostumbrada desde hace tres años a defender la corona, representa una ventaja ser ahora la retadora. "Cambia la situación en el sentido de que no tengo ninguna presión. La que tiene la presión es ella porque yo voy por su título. Si no lo consigo, en cierta manera no pierdo nada", dice.

"Estoy tranquila, y también contenta. Esta revancha hace tres años que la estoy esperando. Me agarra bien, entera psicológicamente, a diferencia de otras veces. Y estoy bien físicamente", señala la rosarina, cuyo cinturón ligero lo obtuvo en noviembre de 2013, con una victoria ante su compatriota Roxana Laborde. A partir de allí tuvo dos defensas exitosas. Y su último combate fue en el triunfo contra Ruth Aquino, en abril pasado, conquistando el título intercontinental liviano de la FIB.

La rosarina no revela la estrategia para el sábado, aunque cuenta cómo se preparó para contrarrestar a la que se considera la mejor campeona mundial que tiene la Argentina en la actualidad. "Entrené mucho la velocidad. Ella es una boxeadora que se mueve mucho, que tiene muy buen juego de piernas, es rápida. Vamos a trabajar en base a eso", explica la rosarina, que el sábado tendrá en el rincón tendrá a su entrenador Carlos Alanis y a Fernando Alanis, su foquista.

La pelea por el título será a diez rounds y el pesaje se realizará el viernes, a las 16, en Ros Tower Hotel (Mitre y Catamarca). El festival, que comenzará a las 21, se denomina "La Revancha", como no podía ser de otra manera.

Comentarios