Política
Miércoles 29 de Junio de 2016

Boudou se desligó de la compra de 19 autos de alta gama en el Ministerio de Economía

Aseguró en la Justicia que que esa operación fue "altamente conveniente para el Estado".

El ex vicepresidente Amado Boudou intentó desligarse hoy en la Justicia de la compra supuestamente "direccionada" de 19 autos de alta gama marca Volkswagen a una concesionaria porteña en 2009, cuando era ministro de Economía del gobierno kirchnerista, y remarcó que esa operación fue "altamente conveniente para el Estado".
En el escrito de descargo que presentó, Boudou recordó que no firmó el contrato de la compra de los coches a la concesionaria Guido Guidi, sostuvo que fue gestionado por direcciones y secretarías subordinadas a él, y caracterizó a la adquisición como "altamente conveniente" para el Estado.
El ex vicepresidente pasó diez minutos por el juzgado federal número 12 de Comodoro Py, acompañado de su abogado defensor Eduardo Durañona, adonde se negó a responder preguntas y se remitió a las explicaciones vertidas en el texto.
Allí especificó que "todos los vehículos adquiridos resultaban necesarios para el ámbito del Ministerio de Economía y distintas áreas del Poder Ejecutivo".
Y evaluó que la compra "resultó claramente conveniente" para el Estado si se las compara con "otras alternativas evaluadas por las áreas operativas intervinientes".
Con respecto al precio abonado -2,3 millones de pesos- aseguró que "de manera alguna resultó perjudicial para las arcas del Estado" y concluyó que el mecanismo llevado a cabo "fue sujeto a la normativa vigente".
Además, el ex vicepresidente recalcó que todos los vehículos "se encuentran hoy funcionando en el ámbito del Poder Ejecutivo" y finalmente solicitó al juez: "Disponga mi procesamiento".
En esta causa, asimismo, están imputados Daniel Reposo, entonces titular de la Sindicatura General de la Nación (Sigen); los dueños de la concesionaria, Fernando Guidi y Guido Guidi, y cuatro funcionarios del Ministerio y de la Sigen.
Ellos son Alvaro Palencia Reffino, ex director de Asuntos Administrativos de Economía; Benigno Vélez, ex secretario Legal y Técnico de esa cartera, y María Isabel Fimognare, que ocupaba la gerencia de Normativa y Técnica del organismo que controlaba Boudou.
El magistrado investiga si hubo irregularidades en la compra sin licitación, con "notoria agilidad y apartándose de las formas regladas" de 19 automóviles Volkswagen: 13 Bora, tres Passat y tres Vento, por un total de 2.131.400 pesos.
Una de las hipótesis de la investigación es que el Audi A4 que manejaba Agustina Kämpfer, ex pareja del vicepresidente, supuestamente habría sido recibido a modo de dádiva por la compra de vehículos para el Ministerio de Economía.
En la resolución 347 del 22 de diciembre de 2009, Economía autorizó el inicio de "gestiones tendientes a lograr la adquisición de una partida vehicular", evitando "la modalidad de contratación" prevista con el fin de "efectivizar la compra".
El juez sospecha que la compra era "innecesaria" y que fue una decisión de Boudou, como máximo responsable de Economía, "la impronta otorgada al trámite de ese expediente, en cuanto a la urgencia y tenor de las deficiencias detectadas, como los actores del mismo".
La adquisición se hizo "con notoria agilidad y apartándose de las formas regladas", sostuvo el juez Torres, mientras que los responsables de la concesionaria "Guido Guidi SA", afirmó, se vieron "beneficiados económicamente por la maniobra"
La causa, que lleva el número 2111/10, se abrió a partir de una denuncia del abogado Ricardo Monner Sans.

Comentarios