Policiales
Jueves 03 de Noviembre de 2016

Boqueteros robaron en un Registro Automotor

Los desconocidos que el sábado a la noche ingresaron a través de un boquete a una oficina del Registro de la Propiedad Automotor, en el barrio Luis Agote, tal vez planeaban recoger un botín valioso.

Los desconocidos que el sábado a la noche ingresaron a través de un boquete a una oficina del Registro de la Propiedad Automotor, en el barrio Luis Agote, tal vez planeaban recoger un botín valioso. Pero a los tres minutos de irrumpir en el local se activó la alarma y se marcharon con unos 3 mil pesos de la caja.

A las 23.30 del sábado los sensores de la alarma del Registro de Güemes 2641 se activaron y desde la empresa que monitorea el servicio se comunicaron con el titular, Mariano Echeverría, para darle cuenta de que podría haber entrado gente al local. "Como yo estaba regresando de un viaje primero llegaron dos de mis hermanas y una de ellas entró creyendo que era una falla del sistema. Ya no había nadie y a los quince minutos llegó la policía", contó Echeverría.

Poca plata. El titular del Registro y sus dos hermanas recorrieron las oficinas y constataron que los intrusos "se llevaron la plata que teníamos para dar vueltos y de los trámites que se cobraron el viernes. Acá no se deja mucho efectivo porque las operaciones se hacen generalmente con tarjeta de débito o tranferencias bancarias", explicó.

Sobre cómo accedieron al local, Echeverría dijo: "Se metieron en una obra en construcción vecina y realizaron un boquete en una medianera por la cual accedieron a la oficina donde está el mostrador de atención al público". Una vez allí, uno de los maleantes se apoderó del efectivo sin saber que sus movimientos estaban siendo monitoreados por la alarma. "En la empresa de seguridad me dijeron que los sensores detectaron que los ladrones se quedaron cerca de la caja y otro entró al pasillo (que lleva a las oficinas internas) y entonces se disparó la alarma".

Rápida huida. En escasos tres minutos los ladrones dedicieron marcharse con el escaso botín, tal vez al saber que se había activado la alarma. "Robaron el dinero, pero no se llevaron documentación ni formularios", contó Echeverría, quien se quedó en el local hasta las 5 de la mañana mientras los efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) levantaban huellas dactilares.

El titular del Registro también contó que el dueño de la propiedad contigua por donde ingresaron los ladrones le dijo que en el lugar no había sereno. "Sería bueno que contraten a alguien hasta que comiencen a edificar porque hasta ahora solamente demolieron lo que estaba construido", dijo.

El fiscal de Flagancia Mariano Ríos requirió las imágenes de las cámaras de seguridad, pero la investigación del atraco quedará a cargo de la unidad de Investigación y Juicio.

Comentarios