Política
Miércoles 29 de Junio de 2016

Bonfatti sucedió a Binner al frente del PS, que ya piensa en lo que viene

El partido de la rosa festejó sus 120 y su flamante presidente llamó a construir un frente de centroizquierda a nivel nacional.

Mónica Fein no pudo evitar que unas lágrimas le corran el rímel, y no fue la única militante que se emocionó. Hubo un momento de silencio, y de tensión, en el primer piso del hotel Castelar de Buenos Aires: unos doscientos históricos del socialismo despiden a Hermes Binner de la presidencia del partido. Una rosa tallada en plata por Juan Carlos Pallarols fue la ofrenda que la militante de Mar del Plata Agustina Rodríguez Biasone (23 años) le entregó en mano al viejo líder. 44 años de militancia y "la única vez que lo vimos en Tribunales fue cuando discutió los fondos coparticipables de Santa Fe", lo enaltecieron al primer gobernador socialista de la Argentina.

Todo llega un día. Hermes Binner dejó la conducción, Antonio Bonfatti lo sucedió. Al cabo, fue una fiesta de cumpleaños, los 120 años del partido de la rosa; qué mejor oportunidad para homenajear al gran hacedor del primer triunfo, a la vez que dar una vuelta de página y poner en funciones al nuevo referente principal, Bonfatti.

Si hay una virtud de los socialistas es la previsión; la organización vence al tiempo dijo un líder no justamente socialista: el actual presidente de la Cámara baja santafesina, todo indica, se encamina a disputar la cabeza de lista de diputados nacionales en 2017. Y será la carta de recambio para disputar, otra vez, la Gobernación en 2019. Miguel Lifschitz, por su parte, será el nombre del partido para una hipotética fórmula nacional. Todo parece lejano, pero en el socialismo las decisiones son de ciclo largo.

Nadie va a revelar de manera abierta, por ahora, la estrategia, pero todos confían. Bonfatti mostró su capacidad electoral en 2015. Y ahora mostrará su discurso: "Es por su ideología, por el plan político que llevan adelante y también por los equívocos", contestó Bonfatti a este cronista sobre por qué las políticas del gobierno nacional produjeron recesión económica y creciente pérdida de puestos de trabajo. "¿Alguien puede explicar por qué le sacaron las retenciones a la minería y le transfirieron decenas de millones de dólares a esas compañías multinacionales?", fustigó.

Y siguió con la quita de retenciones a los productores agropecuarios; ¿sirvieron para mejorar la situación del campo en Santa Fe?, preguntó La Capital. "Mejoraron a las grandes empresas exportadoras, pero en el campo tenemos graves problemas en lechería, cerdos y otras producciones", abundó.

"Debemos reafirmar que el socialismo es y debe ser el partido de la ética, la transparencia y la honestidad", dijo Bonfatti en su discurso, donde llamó a "construir un frente de centroizquierda en la Argentina". "Necesitamos trabajar en conjunto con fuerzas progresistas para construir un proyecto de largo alcance", invitó.

Bonfatti también se emocionó cuando tuvo que agradecer a su antecesor, Hermes Binner. Además, tuvo palabras de agradecimiento, para un duro contrincante interno suyo, Rubén Giustiniani.

Patrulla perdida. Ningún dirigente socialista lo dirá a los cuatro vientos, pero la tensión con la UCR santafesina no está entre las preocupaciones principales. En la intimidad ven a los radicales como "una patrulla perdida, un partido vaciado, un conjunto de oportunistas que irá de acá para allá, donde consigan mejor conchabo".

"El año que viene nosotros presentaremos nuestra propuesta, la UCR tomará su camino. En su momento ellos fueron con Cobos, Lavagna, Macri, y nosotros con nuestras listas", disparó.

Las nuevas autoridades del PS incluyen entre los 25 miembros del Comité Ejecutivo Nacional, entre otros, a los rosarinos Eduardo Di Pollina, Marcial Sorazabal y Lorena Ottado.

El tercer gran actor del acto de ayer fue el gobernador Miguel Lifschitz. "Cuando me sumé en los años 70 al partido teníamos consignas como «Patria sí colonia no». Hoy la sociedad se ha desideologizado, aparecen consignas vacías como «todos juntos podemos»", dijo en obvia referencia al gobierno nacional.

Y agregó, "emergen populismos de izquierda o de derecha, proyectos personales, pero la realidad es que no se puede gobernar sin un partido, no se puede cambiar la realidad sin una organización política permanente", apuntó.

El socialismo contó con la presencia de una larga lista de invitados de otras organizaciones políticas y sindicales. El titular de la UCR, José Corral; la presidenta del PS uruguayo, los jefes de todos los partidos socios del PS en distintas experiencias frentistas; el referente de la CGT Juan Carlos Schmid y el cantante Jairo, entre muchos otros.

Fascendini: "El FP seguirá"

El vicegobernador santafesino, el radical Carlos Fascendini, aseguró que el Frente Progresista continuará pese a la situación de la UCR, oficialista a nivel nacional y provincial, y chicaneó a sus correligionarios PRO: "Ir con el globito amarillo de Mauricio Macri no garantiza ganar elecciones". "El Frente Progresista es una construcción de años y va a ir como tal a las elecciones de municipios y comunas en 2017. Lo que está en discusión es cómo concurrirá la UCR santafesina a la elección de diputados nacionales, esto se dirimirá en la convención partidaria", dijo el dos de la Casa Gris.

Comentarios