Corrupción
Domingo 23 de Octubre de 2016

Bonadio está en contra de la unificación de causas K

El juez federal consideró que concentrar las pesquisas en la etapa de instrucción haría todo "más lento". Negó enemistad contra Cristina.

El juez federal Claudio Bonadio volvió ayer a rechazar una supuesta "animosidad" de su parte contra la ex presidenta Cristina Fernández, al advertir que se trata de un argumento "meramente defensista", y se manifestó partidario de no unificar las causas contra la ex mandataria porque, dijo, la investigación "se empantanaría".

   "Si esto se unificara en la etapa de instrucción se vería que todo se empantanaría o sería mucho más lento; de esta manera se genera una agilidad que se va a reflejar en el juicio oral", sostuvo Bonadio, a cargo de las causas por el dólar futuro y Los Sauces, que involucran a la ex jefa de Estado.

   Además, insistió en negar una "parálisis o ralentización" en las causas por supuesta corrupción en el gobierno kirchnerista.

   Así, en forma indirecta, Bonadio salió a contestar al gobierno, que anteayer manifestó su "preocupación" por entender que la Justicia perdió su "ímpetu inicial" en el avance de las "causas por corrupción del kirchnerismo", y a la diputada Margarita Stolbizer, que también denunció una suerte de "parate" en ese sentido.

   "En lo que hace a las causas bajo mi órbita, no hay ninguna parálisis o ralentización de la investigación", aseguró, y acotó que, "al contrario, hay constante trabajo".

   Bonadio puntualizó que "la causa de Los Sauces, aparte de dos pericias contables que están en desarrollo, tiene un despacho o un proveído de prueba cada dos o tres días. Lo mismo pasa con la causa del Memorándum con Irán y lo mismo pasó con del dólar futuro".

   Por otra parte, volvió a rechazar que abrigue sentimientos negativos contra la ex presidenta: "El planteo de animosidad se desgrana en un argumento defensista, meramente defensista", sentenció.

   "Lo que mandan acá son las causas y las pruebas, y yo no hice ninguna de las denuncias de motu proprio, ni abrí una investigación por una cuestión de arbitrariedad", aclaró el magistrado, y añadió que las causas contra la ex presidenta se refieren a "denuncias que hicieron terceros y pruebas que se han acumulado". Para reforzar su posición, ejemplificó: "Un juez de primera instancia tiene dos instancias de revisión, (mientras que) en Penal tenemos tres instancias: la Cámara Federal, la Cámara Federal de Casación Penal y, eventualmente, la Corte, con lo cual tenemos muy poco margen de discrecionalidad".

   Cuando se le preguntó si estaba de acuerdo con los planteos sobre la conveniencia de unificar las causas por corrupción que involucran a la ex presidenta, se mostró partidario de que cada juez investigue por separado en la etapa de instrucción.

   "Hay un viejo fallo de la Corte que se llama «el caso Pompas» que dice que en el delito de administración fraudulenta, el delito es uno solo, con lo cual en ese caso lo que va a haber es un único juicio oral y una única condena o absolución", detalló. Pero "también admite que frente a algunas causas complejas, como esta, lo aconsejable es que la investigación se realice por separado para darle agilidad".

Comentarios