Información general
Domingo 07 de Agosto de 2016

Bolivia atraviesa la peor sequía en veinticinco años y lo peor todavía no llegó

En 141 municipios declararon la emergencia para atender la demanda doméstica, agrícola y ganadera.

Los efectos la peor sequía de los últimos 25 años en Bolivia ya se siente en 141 municipios de los nueve departamentos, donde las autoridades declararon la emergencia para atender la demanda doméstica, agrícola y ganadera.
"La sequía es severa y está en todo el país. Después de 25 años tenemos un fenómeno extraordinario y no está presente en el territorio hace solo dos meses, sino desde enero", dijo el ministro de Desarrollo Rural, Cesar Cocarico, tras advertir que "lo peor se presentará en los meses venideros".
Según cálculos de esa cartera publicados por el diario local La Razón, la temperatura promedio en el altiplano y el oriente bolivianos aumentó hasta en 2ºC, y en los valles fue hasta en 1,7ºC, sin precisar el periodo.
Entre 1906 y 2005 la temperatura media global de la Tierra subió en 0,74ºC, mientras que los científicos advierten que no se debe sobrepasar los 2ºC para evitar un cambio climático peligroso.
El viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, informó que se prevé que la intensa sequía permanezca hasta octubre o noviembre.
Unas 132.000 familias sufren los efectos de la falta de lluvias sobre todo en la región de El Chaco y en los departamentos de Cochabamba, La Paz y Potosí.
Por la falta de precipitaciones cada semana aumenta el número de municipios perjudicados, que a fines de julio eran 106 pero hasta el miércoles pasado subieron a 141, apuntó el funcionario, y la situación repercute en la economía del país.
La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) reportó la semana anterior una pérdida de unos 180 millones de dólares en la producción por desastres naturales, principalmente la sequía.
También la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) advirtió que el ganado empieza a perder peso y es más propenso a morir, por lo que estiman pérdidas por 120 millones de dólares.
En tanto, la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) registró 193.750 hectáreas de cultivos de soya, girasol, sorgo y maíz perjudicadas por la sequía, equivalentes a 90 millones de dólares de pérdida.
A fin de paliar la situación, el gobierno anunció un plan de emergencia por más de 250 millones de dólares que serán invertidos en proyectos de riego, perforación de pozos, cisternas para abastecer a centros urbanos y la construcción de más silos para alimentos.

Comentarios